Afip postergó pago de aportes y contribuciones

Roca.- La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dio un respiro a más de 3.100 productores y empresarios vinculados a la fruticultura regional, al postergar el pago de los aportes y contribuciones para esta temporada desde febrero hasta julio inclusive.

En esos seis meses, la totalidad de los beneficiados pagarán una tasa mensual del 3% conforme a lo establecido por la AFIP. A partir de agosto, consolidada la deuda del período febrero-julio con los intereses, ingresarán en un plan de pago de 36 meses a una tasa del 16,5 anual.

El anuncio fue realizado ayer en Roca por el senador Miguel Pichetto y la directora Nacional de Recaudación Previsional de la AFIP, Silvana Quinteros. La AFIP calcula que dejará de percibir unos 670 millones de pesos por este concepto durante los seis meses en los que se extenderá la medida. Quinteros aclaró que las firmas involucradas deberán comenzar a cumplir nuevamente con la cancelación de sus aportes y contribuciones a partir del 15 de agosto, con un plan que se extenderá por 36 meses y que tendrá un interés de 1,35% mensual.

De esta manera se posterga el pago de los aportes y contribuciones a las firmas que tienen contratados a cerca de 48.000 trabajadores.

Como contraparte, las empresas y productores no deberán desprenderse de trabajadores ni distribuir dividendos en el año fiscal en curso.

Teniendo en cuenta la elevada inflación que hoy existe en país, la tasa de 16,5% anual para los próximos tres años licuará parte de los pasivos que productores y empresarios tendrán con el organismo recaudador.

El anuncio de los funcionarios fue realizado ayer, pasadas las 11, en el auditorio de la Asociación Española de Roca. El senador Pichetto llegó acompañado de sus legisladores más cercanos y tuvo contacto directo con los empresarios y pequeños y medianos productores que asistieron al encuentro.

«Esta es una medida innovadora. Desde que estoy en la AFIP desde 2009 nunca se tomó una medida de esta naturaleza», dijo Quinteros, quien adelantó que la inscripción para los productores y empresarios que no figuran en la nómina no está cerrada.

Fue el propio Pichetto quien encabezó la gestión ante el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, para lograr un beneficio que ayuda a amortiguar los efectos de la crisis esta temporada. Lo hizo a partir de un pedido concreto de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI).

Lentamente y a medida que avanzaba la conferencia fueron llegando pequeños y medianos productores.

También hubo un pedido concreto para que la medida se extienda a los consorcios de riego que están «ahogados financieramente» por la situación frutícola. Un pedido que será estudiado, explicó el senador Pichetto.

«Es una etapa de crisis, quizás una de las peores de los últimos diez años, generada tanto por los precios como el tipo de cambio, los aumentos en los agroquímicos y la estructura de precios y salarios», explicó el dirigente justicialista.

Fuente: diario rio negro