Allanamiento y polémica por víveres incautados

Roca.- Un allanamiento en el que el municipio secuestró mercadería del gobierno provincial acusando que tenían fines electorales, derivó en un cruce de acusaciones y denuncias entre la comuna y el gobierno provincial.

El allanamiento de un galpón donde se almacenaban colchones y otros artículos motivó una serie de denuncias cruzadas entre el gobierno municipal y el provincial, a pocos días de las elecciones del 3 de mayo.

En la mañana del viernes, un procedimiento efectuado con efectivos policiales federales e inspectores municipales halló en un galpón privado una importante carga de diversos artículos, que fueron denunciados según se informó desde el municipio como mercadería que pretendía distribuirse por parte del oficialismo provincial «a cambio de la compra de votos para las próximas elecciones municipales».

En tanto, desde el gobierno provincial se señaló que se presentará una denuncia penal contra el intendente municipal Martín Soria, señalando que los elementos incautados tenían como destino diversos planes sociales en parajes de la provincia.
Desde el municipio indicaron que esa mercadería habría sido comprada a «piratas del asfalto». Se realizó el procedimiento en un depósito ubicado en la calle Tres Arroyos, entre España y Roca de esta ciudad.

Allí se encontraron diversos artículos tales como colchones, frazadas, y alimentos no perecederos.

«El encargado del lugar, quien al ingresar el personal reconoció expresamente que «dichos elementos habrían sido depositados por funcionarios del gobierno provincial para ser distribuido en las próximas elecciones en Roca”, no pudiendo aportar ninguna documentación sobre la procedencia o el programa en el marco del cual se almacenaba dicha mercadería en el lugar» informaron desde el municipio.

En tanto, desde el gobierno provincial se indicó que habrá una denuncia contra Soria, señalando que «los colchones y las frazadas fueron trasladadas desde Viedma para ser distribuidas en los parajes de la región ante la próxima llegada de la época invernal, en el marco de los distintos programas que lleva adelante esa cartera. En tanto, el agua fue comprada en un comercio de General Roca por la Delegación local de Desarrollo Social para ser enviada a las pequeñas comunidades de la zona, que se han visto afectadas por la caída de cenizas provenientes del volcán Calbuco, como Cerro Policía, Naupa Huen, Mencué y Aguada Guzmán, entre otras».

Remarcaron que «al no contar la Delegación con un local apropiado para el acopio de estos elementos, los mismos fueron depositados transitoriamente en un predio particular a espera de la puesta en marcha de la logística de distribución».

Desde el municipio se indicó que se constataron otras irregularidades en el lugar, como la existencia de un taller mecánico sin habilitación.

Martín Soria dijo «no me equivoqué hace algunos días atrás cuando sostuve que en las próximas elecciones los roquenses vamos a tener que enfrentar nuevamente a lo peor de la política, vuelven los mismos delincuentes con sus viejas practicas, creen que repartiendo colchones y frazadas van a torcer el rumbo de una ciudad”. Y agregó «quiero advertirle al chanta del gobernador Wereltineck y su socio, el Fino Sartor, que en General Roca los vecinos no venden su dignidad ni su voto, acá elegimos gestión, esfuerzo, decencia y trabajo, que es lo que esos impresentables nunca podrán mostrar”.
En tanto desde el gobierno de la provincia se señaló que «no obstante la legalidad en el manejo de la ayuda oficial por parte del Ministerio de Desarrollo Social, en la mañana de hoy el intendente Martín Soria, acompañado por un nutrido grupo de operarios municipales e integrantes de fuerzas de seguridad nacionales, se apersonó en el citado local y sin contar con orden judicial alguna, se apropió de la ayuda social destinada a vecinos de la región sin contemplar la delicada situación que se vive por estas horas y realizando falsas imputaciones en el marco de un procedimiento carente de todo tipo de formalidad en el que se aprovechó la sorpresa del dueño del predio».

«Además de condenar el acto de abuso de autoridad del intendente, desde el gobierno provincial se presentará una denuncia penal por la sustracción de los elementos por parte del jefe comunal, reclamando la urgente restitución de los mismos, habida cuenta que se poseen todos los comprobantes que certifican su pertenencia al Estado rionegrino y la necesidad de la población de contar con ellos».

Roca Digital