Analizan declarar emergencia

Viedma.- Presidida por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Marcelo Martín, se reunió la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria para analizar las consecuencias del fenómeno climático de granizo ocurrido en los últimos meses en Alto Valle

Luego de la presentación y análisis de los correspondientes informes técnicos, la Comisión decidió, por unanimidad, proponer al gobernador Alberto Weretilneck, la Declaración de Desastre y/o Emergencia para los cultivos frutícolas, hortícolas y vitivinícolas de los Departamentos de General Roca, Avellaneda y El Cuy.

Durante el encuentro, el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi, informó que, de acuerdo a los datos relevados, fueron afectadas 12.800 hectáreas, de las cuales 9.000 sufrieron daños mayores al 50%.

“En la reunión analizamos todos los eventos de granizo que tuvimos en los últimos meses, con consecuencias importantísimas para los productores de toda la zona del Alto Valle. La dimensión del daño producido marca el calibre del granizo caído y los efectos que produjo sobre las plantas y los frutos. Hay sectores de plantaciones donde ha destruido la planta en sus formas productivas, ya que eran pedazos de hielo de entre 70 y 100 gramos cada uno, los que las golpeaban”, aseguró.

El Secretario especificó que “el sector de productores que sufrió daños mayores al 50%, entre los cuales suman 9.000 hectáreas afectadas, entran en el amparo de la Ley de Emergencia Agropecuaria de Río Negro. Para el resto, que son los menos, también la Provincia está planificando alguna colaboración, de acuerdo a la escala del tipo de siniestro que tuvieron”.

Recordó que una vez declarada la Emergencia a nivel Provincial, se eleva la documentación a la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, para su análisis, homologación y posterior ratificación del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Casamiquela.

“La ratificación por parte de la Provincia y la Nación, se traducen luego en atenuantes con cuestiones bancarias, impositivas, legales y laborales, entre otras. Además, permite gestionar ayuda a los productores para poder paliar la necesidad del año en curso y preparar la próxima temporada, ya que se queda sin recurso al no comercializar sus productos como consecuencia de los daños que sufrió por el granizo”, concluyó Diomedi.

Del encuentro, participaron también el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Malaspina, el subsecretario de Fruticultura, Osvaldo Preiss, el director de la Estación Experimental Valle Inferior del INTA, Mauricio Álvarez, y el representante de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, Irineo Guerra.