Argentina y Chile vigilarán juntos los volcanes

Bariloche.- El objetivo es hacer un control conjunto de los macizos situados en la frontera de ambos países y que Argentina forme una red de vigilancia propia.

Tras un encuentro entre funcionarios argentinos y chilenos se dio a conocer una nueva fase de la vigilancia volcánica binacional, que contará con la asesoría técnica del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernagemin)de Chile. Dicho organismo tiene una red por medio de la cual vigila a 43 volcanes.

El gobierno argentino estuvo representado por una comitiva liderada por el secretario de Minería y presidente del Servicio Geológico y Minero Argentino (Segemar), Jorge Mayoral, y el de Chile, por la ministra de Minería, Aurora Williams, y el director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez Seguel.

La nueva fase de la vigilancia volcánica binacional, se informó, está orientada a dar cobertura conjunta a los volcanes fronterizos Lanín, Maipo, San José, Laguna del Maule y Planchón-Peteroa, además del Copahue, que ya dispone de estaciones del Sernageomin en suelo argentino.

La reunión binacional se llevó a cabo en el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas), centro de interpretación de datos de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin en Temuco.
La ministra de Minería, Aurora Williams, dijo que “el objetivo de mancomunar los esfuerzos de ambos grupos científicos de Segemar y Sernageomin es robustecer lo que ya existe; ayudar a que Argentina también disponga de una red propia; y analizar las mejores opciones para disponer de información oportuna antes, durante y después de los ciclos eruptivos, sobre todo porque los impactos directos, indirectos, acumulativos y sinérgicos afectan a los dos lados de la Cordillera de Los Andes».

Por su parte, Mayoral expresó que «en Argentina hay gran preocupación por este tema y por ello a esta mesa técnica acuden múltiples reparticiones públicas de nuestra nación. El interés es avanzar en la cooperación geocientífica entre ambos países, aprovechando la gran experiencia de este centro que es el Observatorio chileno”.

En tanto, Álvarez Seguel, afirmó que “en cuanto a impactos, los volcanes no tienen patria. Por eso, esta nueva fase está marcada principalmente por el compromiso de asesoría técnica que presta el Sernageomin a su par argentino Segemar, con la finalidad de que los argentinos también comiencen a vigilar volcanes y que ambos equipos compartan información, como por ejemplo los modelos de dispersión de cenizas hacia y al interior de Argentina”.

En el encuentro se informó que están en curso reuniones bilaterales para asesorar el establecimiento de la red argentina a partir de los volcanes fronterizos de la provincia del Neuquén: Laguna del Maule, Copahue y Lanín. Por otra lado, como parte de un acuerdo operacional con la Dirección Meteorológica de Chile, que a su vez reporta al Volcanic Ash Advisory Center situado en Buenos Aires, el Sernageomin ha comprometido el envío de reportes formales llamados VONA (Volcanio Observatory Notices for Aviation).

ANB