Buscan que sea obligatoria la disposición de asientos aptos para obesos en espacios públicos y privados

Viedma.- La legisladora Susana Dellapitima presentó un proyecto de ley para establecer en Río Negro la obligatoriedad de disponer en todas las oficinas que brinden atención al público -estatales, privadas o mixtas-, en las salas de proyección cinematográfica o audiovisual, auditórium, teatros, espectáculos y recreación existentes y/o a habilitarse, de butacas, sillas o asientos aptos para personas obesas.

Según la propuesta, la disposición de estas butacas no será inferior al dos por ciento de la capacidad total de butacas del establecimiento. Asimismo, estas butacas especiales tendrían que tener 85 centímetros de ancho por 75 centímetros de profundidad, y deberían estar alternadas con los demás asientos, y en lo posible, en los extremos de las filas, para que sea más cómodo el ingreso a las mismas.

Otro artículo del proyecto prohíbe imponer sobreprecio en el valor de la entrada a locales comerciales destinados a espectáculos públicos, invocando razones de asientos especiales.

Los establecimientos tendrían un plazo de 180 días, desde la promulgación de la ley, para adecuar sus instalaciones.

Los propietarios o titulares de los establecimientos que incumplieren con la obligación dispuesta, serían pasibles de una multa que oscilará entre un mínimo equivalente a dos unidades JUS (unidad de medida fijada por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia) y un máximo de 15 unidades JUS.

Del mismo modo, cuando se cometa otra infracción similar dentro del plazo de dos años a contar de la primera, el infractor sería sancionado con clausura del establecimiento de tres a quince días y se duplicarán los montos mínimos y máximos de las multas.

El importe recaudado en virtud de las multas, sería destinado por el Ministerio de Salud a los programas y acciones que lleve a cabo para el tratamiento y prevención de la obesidad. A los efectos de la administración y control de los fondos que así se obtengan, se habilitará una cuenta especial en la entidad que oficie de agente financiero de la provincia.

Dellapitima plantea que es necesaria la construcción de nuevas condiciones en las oficinas y dependencias de atención al público, como así también en las salas de proyección cinematográficas, de proyección audiovisual, auditórium, teatros, espectáculos y lugares de recreación, con el fin de armonizar relaciones sociales de solidaridad, respeto mutuo, reconocimiento de la diversidad y cooperación.

“Las personas con obesidad y sobrepeso, además de los padecimientos físicos, sufren ciertos estigmas sociales que se producen por la discriminación constante por parte de la sociedad. Por ello, es necesario que no sólo se prevenga y haya tratamientos de obesidad, sino que además se garanticen las condiciones de igualdad y accesibilidad para hombres, mujeres y niños con esa problemática”, concluye la legisladora.