Contundente manifestación de Bariloche a favor de la paz

Bariloche.- Según informo ANB, la convocatoria, que se organizó de modo espontáneo tras el homicidio de un estudiante, logró la adhesión de centenares de adolescentes que concurrieron al centro cívico con mensajes conmovedores.

Los chicos que colmaron el centro y que marcharon por las calles de la ciudad, acompañados por sus familias y docentes, expresaron que lo hicieron no sólo por la muerte de Juan Marco Isaías Railef sino por todos los hechos violentos ocurridos en los últimos días en Bariloche.

El episodio de Juan Marco Isaías, de 15 años y víctima de una puñalada de otro menor, fue como la gota que terminó de llenar un vaso que finalmente empezó a rebalsar. Es que la sucesión de hechos violentos, varios de ellos con jóvenes como protagonistas, motivó a varias personas a autoconvocarse por las redes sociales para pedir por la paz.
Así fue como llegaron hasta el centro cívico. Algunos de los adolescentes llevaban carteles con consignas como «Queremos más respeto», «No naturalicemos la violencia» y «Empatía por favor».

A algunas de las mujeres que acompañaban a los jóvenes se las veía sumamente conmovidas. Inclusive, con lágrimas en los ojos. «No tenemos que esperar que algo tan terrible le pase a nuestro propio hijo para salir a la calle. Hay que hacerlo antes y tomar conciencia», dijo Elba a ANB, que acudió a la convocatoria con su hija Inés, de 16 años.
Por su parte, Juliana, de 17, estudiante del colegio Don Bosco, afirmó que «no puede ser que los pibes estemos resolviendo las cosas de una manera tan violenta».

Rosalía, una de las tantas estudiantes que se manifestó, fue la encargada de leer un texto conmovedor con el que se intentó expresar la visión de algunos de los adolescentes sobre lo que está ocurriendo. El título es «Quiero salir de casa para volver cuantas veces quiera» y en uno de los párrafos señala como promotora de violencia a «la brecha entre ricos y pobres, entre oficialistas y no oficialistas». En otro tramo se expresa que «el egoísmo es nuestra peor arma» y «hoy vamos a salir de nuestra casa para encontrarnos».

Tras la lectura, el numeroso grupo marcho en silencio por la calle Mitre y hasta Palacios. Luego, los manifestantes regresaron al centro cívico por Moreno. Allí se resolvió desconcentrar de modo «silencioso y respetuoso». (ANB)