El abogado Rusconi denunci贸 al Juez Bernardi por Prevaricato

Viedma.- (VyP) El abogado Maximiliano Adolfo Rusconi, tiene el h谩bito de denunciar a jueces por prevaricato. As铆 como accion贸 ayer contra el Juez Igoldi en beneficio del Juan Bernardi, en 2011 denunci贸 por prevaricato al Juez Bernardi.

En el caso de Mat铆az Z, condenado en 2010 鈥溾omo autor del delito de abuso sexual simple continuado agravado por la situaci贸n de convivencia en concurso material con el de abuso sexual con acceso carnal agravado por la situaci贸n de convivencia y ambos delitos en concurso ideal con el de promoci贸n de corrupci贸n de menores de edad 鈥, el abogado Rusconi denunci贸 al Juez Juan Bernardi por prevaricato.

Rusconi, junto a Tom谩s Rebora, con el condenado alojado en el Penal 1 de Viedma, con la misma enjundia, fundament贸 de modo abrumador su denuncia presentada ante el STJ que, finalmente se declar贸 incompetente.

DENUNCIA

PROMUEVEN DENUNCIA PENAL POR PREVARICATO. ZARZOSA, Mat铆as Gabriel y ZARZOSA, Horacio Dorian s./QUERELLA, inician tr谩mite. AL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA. PROVINCIA DE R脥O NEGRO. GABRIEL MAT脥AS ZARZOSA, argentino, mayor de edad, DNI.29.055.692, nacido en la Ciudad de Carmen de Patagones, Provincia de Buenos Aires el d铆a 29 de abril del a帽o 1982, actualmente alojado en el Complejo Penitenciario Nro. 1 de Viedma, en la Provincia de R铆o Negro, cumpliendo la condena que a quince a帽os de prisi贸n en fecha 24 de junio del a帽o 2010, le impusiera la Sala 鈥淏鈥 de la C谩mara en lo Criminal de Viedma 鈥溾omo autor del delito de abuso sexual simple continuado agravado por la situaci贸n de convivencia en concurso material con el de abuso sexual con acceso carnal agravado por la situaci贸n de convivencia y ambos delitos en concurso ideal con el de promoci贸n de corrupci贸n de menores de edad, art铆culo 119, primero, tercero, 煤ltimo p谩rrafo en funci贸n del inc. F y cuarto p谩rrafo inciso f 55, 125 primero y segundo p谩rrafo y 54 del C贸digo Penal鈥 (Sic) -es copia fiel de la parte resolutiva de la sentencia trascripta al folio 754 de la causa caratulada: 芦ZARZOSA, Gabriel Mat铆as s./Abuso Sexual agravado que tramit贸 bajo el n煤mero de registro 335/176/10 de la Sala 鈥淏鈥 de la C谩mara en lo Criminal Primera Circunscripci贸n de la Provincia de R铆o Negro-, y HORACIO DORIAN ZARZOSA, argentino, mayor de edad, Documento Nacional de Identidad 13.477.459, domiciliado en calle Los Menucos N潞 220, de las Ciudad de Viedma, actuando en representaci贸n de su hijo Gabriel Mat铆as ZARZOSA, en su car谩cter de curador definitivo, designado en los autos 鈥淶ARZOSA, Horacio Dorian s./CURATELA鈥, que tramit贸 por Expediente Nro. 0579/12, por ante el Juzgado de Primera Instancia de Familia Nro. 5 de la Circunscripci贸n Judicial Primera de Viedma, Provincia de R铆o Negro, cuya remisi贸n est谩 prevista en la 煤ltima parte del Art铆culo 12 (doce) del C贸digo Penal -se acompa帽a fotocopia simple del acta de discernimiento del cargo de curador definitivo-, ambos actuando con el patrocinio de los abogados MAXIMILIANO ADOLFO RUSCONI, abogado inscripto al T掳 10; F掳 3454; matr铆cula n掳 3454, del Colegio P煤blico de Abogados de General Roca; TOM脕S ARMANDO REBORA, Abogado inscripto al Tomo I Folio 100 del CAV y HUGO GABRIEL PALMEIRO, constituyendo domicilio procesal en calle Urquiza 476 de la Ciudad de Viedma, ante el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de R铆o Negro, como mejor proceda nos presentamos y exponemos: I.-OBJETO. Que conforme a derecho venimos a denunciar por PREVARICATO del Juez, Doctor Juan A. BERNARDI, por encontrarse incurso en el tipo penal previsto en el art铆culo 269 del C贸digo Penal cuya acci贸n t铆pica se ha configurado tras la actividad el Juez Subrogante, quien intervino a fojas 21 y 21 vuelta, en autos: 鈥淶ARZOSA, Mat铆as Gabriel s./ ABUSO SEXUAL AGRAVADO鈥, que tramit贸 por Expediente N潞 335/176/10 por ante la Sala 鈥淏鈥 de la C谩mara del Crimen de Viedma, utilizando una certificaci贸n cuyo contenido es ideol贸gicamente falso para dictar una resoluci贸n y mediante la cual, interviniendo en la parte prevencional, manifest贸 no aceptar la competencia declinada por el Juzgado de Instrucci贸n Penal N潞 2, de la Primera Circunscripci贸n Judicial de Viedma, manifestando textualmente (fs.13)( el d铆a 06 de julio del 2010 ) 鈥溾a incompetencia fundada en los hechos del d铆a 24/06/10. Puede advertirse que, conforme el relato realizado en la denuncia, la proposici贸n del denunciado no pas贸 de all铆 ante la actitud de la menor hubo un desistimiento de inmediato. Creo que mal puede considerarse 茅sta, la culminaci贸n de un delito continuado. No se advierte en esta primera etapa que haya habido un abuso sistem谩tico,鈥 reitero, en esta etapa preliminar鈥.鈥. Por ello, continu贸 diciendo: 鈥渆ntiendo conforme las particularidades apuntadas, al no haber requerimiento de instrucci贸n y siendo que el titular del Juzgado Penal 2 esta de turno, corresponde su devoluci贸n a sus efectos toda vez que no se acepta la competencia declinada a favor de este Tribunal鈥 (Sic). Lo resaltado nos pertenece. II.- HECHOS. Surge de las actuaciones -fojas 14- que el Juzgado de Instrucci贸n N潞 4, recibe estos obrados remitidos por el Juzgado de Instrucci贸n N潞 2 y el Juez a cargo del Juzgado de Instrucci贸n N潞 4, da por recibidas las actuaciones pero haci茅ndolo bajo esta condici贸n 鈥渟in que implique avocamiento鈥 -l茅ase auto de fecha 06 de Julio del 2010 en fojas 14 de autos-. No obstante ello, fija dos audiencias: una para el d铆a 06 de Julio del 2010, y otra para el d铆a 07 de Julio del 2010. Correspond铆a, entonces, elevar las actuaciones al Superior para que por su intermedio se determinara quien resultar铆a competente: si el Tribunal de Instrucci贸n N潞 2 贸 el Tribunal de Instrucci贸n N潞 4. Vale recordar que Gabriel Mat铆as Zarzosa, fue condenado posteriormente, por la actividad previa de un 鈥淭ribunal sin Rostro鈥. Hasta la fecha, no ha llegado a saber qui茅n fue de los dos Jueces que investig贸 el delito imputado. Ni el Agente Fiscal actu贸 y el Titular de la Fiscal铆a N潞 2, pidi贸 el procesamiento de un extra帽o a la causa de nombre OSCAR ROLANDO VERA SOL脥S, ni tampoco identific贸 al condenado. De toda esta actividad, se colige que: al realizarse la audiencia testimonial de la menor mediante la C谩mara Gesell no hab铆a Juez en la causa, el Juzgado de Instrucci贸n N潞 2, por desprendimiento o inhibici贸n y el N潞4 porque no acept贸 el criterio del N潞 2 es decir, NINGUNO DE ELLOS CONCURRI脫 A LA AUDIENCIA DEL (ART-229) A LA QUE NADIE FUE NOTIFICADO. Manifestamos que: durante la investigaci贸n penal preparatoria de la presente causa, no se resolvi贸 la cuesti贸n de competencia, lo que ahora contin煤a sin resolverse. El ahora condenado, no fue parte, durante esa etapa porque nunca fue notificado, ni 茅l ni sus defensores particulares para posibilitar el contralor garantizando su derecho a la defensa. El d铆a 8 de Julio del a帽o 2010, reci茅n Gabriel Mat铆as ZARZOSA toma conocimiento de la imputaci贸n al momento del allanamiento y posterior detenci贸n, acontecimientos ocurridos el d铆a 08 de Julio del a帽o 2010. El Superior Tribunal de Justicia deber谩 tener en cuenta que la audiencia prevista en el art铆culo 229 del C.P.P. de Rio Negro se llev贸 a cabo con aquellas anormalidades procesales el d铆a 07 de Julio del a帽o 2010, y que qui茅n lo INDAG脫 teniendo en cuenta los grafos no fue el mismo juez que dict贸 el procesamiento del condenado en autos, en su car谩cter de Juez Subrogante sin haber tomado participaci贸n en la audiencia testimonial de la menor, hasta el cierre del sumario son dos los jueces que tienen que dirimir la cuesti贸n de competencia; son dos los jueces que ante el Superior tendr谩n que manifestar ante V.E. 驴d贸nde han quedado las garant铆as mencionadas en el Art铆culo 18 de la Constituci贸n Nacional y las leyes que reglamentan su ejercicio adem谩s lo regulado por la Convenci贸n Interamericana de los Derechos Humanos y el Pacto de San Jos茅 de Costa Rica. M谩s tarde el Juez Subrogante Doctor Juan Antonio BERNARDI, dispone la prisi贸n preventiva del condenado. La designaci贸n y actividad de un juez por m谩s progresista y din谩mica que sea su designaci贸n y su posterior actuaci贸n, jam谩s debe conducir al absurdo de gestar soluciones contrarias a la Constituci贸n Nacional, por cuanto ello, no ser铆a interpretar sino ejercer un poder constituyente, en raz贸n de: KN: (Cfme REBORA) 鈥淗ay cosas indignantes e injustas y V.E apreciar谩 que cuando el Estado es incapaz de investigar delitos eficazmente, opta por hacer de la prisi贸n preventiva una pena anticipada, que la mayor铆a de las veces resulta innecesaria e injusta鈥. El juez que no escuch贸 a la defensa, menos escucho al indagado, a quien jam谩s lo entrevist贸, pero le dict贸 la prisi贸n preventiva. Por esa raz贸n debe ser el mismo magistrado que indag贸, conforme se desprende del acta de indagatoria, sabemos que eso no ocurri贸, seg煤n se desprende de una cuestionada acta, que debi贸 confeccionar el Secretario actuante pero en la cual se han consignado firmas sin aclaraci贸n, ni sellos, ni n煤mero de matr铆cula alguno que impiden determinar a quienes pertenecen. Por ello, deber谩 declararse la nulidad del acta, adem谩s por contener falsedad ideol贸gica respecto a lo que la misma debe probar, para permitir un adecuado ejercicio del referido derecho a la defensa. Reiterando que, conforme surge de la esencia del 鈥減roceso oral- acusatorio鈥, la recepci贸n de la indagatoria -seg煤n fojas 52- de los autos 鈥淶ARZOSA, Gabriel Mat铆as s./ ABUSO SEXUAL AGRAVADO鈥, Expte. N潞 335/176/10 que tramit贸 por ante la Sala 鈥淏鈥 de la C谩mara Criminal de Viedma. Por lo anteriormente expuesto y adem谩s por haber invocado y utilizado en m谩s de una oportunidad instrumentos que contienen una presunta falsedad ideol贸gica destinada a justificar una premura de llevar adelante la c谩mara gessell, para el testimonio de la menor v铆ctima, posteriormente, reiterando su actividad invocando una certificaci贸n falsa en su contenido, no en la forma, para dictar una providencia que resuelve aceleradamente la fecha de la audiencia para la realizaci贸n de la 鈥淐谩mara Gessell鈥, la que result贸 provechosa solamente para la denunciante, M贸nica Alicia OBEJERO, ya que no se notific贸 al imputado, ni a su defensa, actuando solamente el Juez Subrogante quien manifest贸 antes de ese acto que su actividad no implicaba avocamiento. El art铆culo 269 del C贸digo Penal, establece: 鈥淪ufrir谩 multa de tres a setenta y cinco mil pesos e inhabilitaci贸n absoluta perpetua el juez que dictare resoluciones contrarias a la ley expresa invocada por las partes o por 茅l mismo o citare para fundarlas, hechos o resoluciones falsas. Si la sentencia fuere condenatoria en causa criminal, la pena ser谩 de tres a quince a帽os de reclusi贸n o `prisi贸n e inhabilitaci贸n absoluta perpetua. Lo dispuesto en el p谩rrafo 1 de este art铆culo, ser谩 aplicable, en su caso, a los 谩rbitros y arbitradores amigables componedores鈥︹. La acci贸n t铆pica es, entonces, dictar una resoluci贸n sin tener competencia, esto es, emitir un pronunciamiento en el ejercicio de la funci贸n espec铆ficamente jurisdiccional, pudiendo reunir dicho comportamiento la calidad de sentencia, auto, decreto o providencia. -Conf. Nu帽ez, Ricardo C. Derecho鈥谩g 148: Soler, Sebasti谩n.ob.cit. p.209: Creus, Carlos, Delitos鈥 p谩g.430; Montan Palestra, Carlos, TRATADO DE Derecho Penal, Parte Espeial, Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 1975 T VII, p. 330-. El dictado de una resoluci贸n como conducta t铆pica presupone la existencia de un proceso jurisdiccional en curso, de cualquier naturaleza o car谩cter (civil, penal, laboral, contencioso-administrativo, voluntario o contradictorio). Ello equivale a que debe tratarse de una resoluci贸n de naturaleza jurisdiccional dictada en funci贸n jurisdiccional, vale decir, en un proceso judicial en el que el pronunciamiento emitido tenga car谩cter decisorio o dispositivo acerca de la relaci贸n procesal entablada en el juicio y sobre la que recaer谩 una modificaci贸n en la situaci贸n jur铆dica sometida a conocimiento del autor -Cfme. Villada, Jorge L. Delitos contra la funci贸n p煤blica, Abeledo Perrot, Bs. As., 1999, p. 469, Creus, Carlos, 鈥淒elios鈥︹, p谩g. 430-. La actividad de 鈥減rocesar鈥 no puede ser m谩s clara, m谩s pura, ni puede concebirse m谩s liberal. La Constituci贸n Nacional, trata de evitar las aberraciones, acordando la igualdad ante la ley, remarcando la inviolabilidad de la defensa en juicio, estableciendo el principio del juez natural y el estado de inocencia, prohibiendo la condena sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho que motiv贸 el proceso. Hasta hoy, la figura de un juez instructor que debi贸 dirigir la primera etapa de la investigaci贸n no est谩 definida por no haberse elevado los autos a consideraci贸n del Superior, qui茅n como lo hemos dicho debi贸 resolver la cuesti贸n de competencia planteada entre dos jueces. No se puede garantizar en esta causa la garant铆a b谩sica de un juez imparcial, que debi贸 actuar tajantemente independizado uno del otro, independizado pero sujeto a las reglas que se derivan de los aforismos 鈥渘e procedat iudex ex officio y nemo iudex sino actores鈥 -Cfme Maier, Julio B.J., Derecho Procesal Penal II, Parte General 鈥淪ujetos Procesales鈥, Editores del Puerto, Buenos Aires, 2003, p.436-. Al poder Judicial le corresponde 煤nicamente 鈥渄ecidir o dar soluci贸n a conflictos sociales鈥 conforme su ley鈥ue transitoria o permanentemente caen bajo su soberan铆a鈥. Se帽ores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia: 隆HA LLEGADO LA HORA PARA QUE LA PROVINCIA DE R脥O NEGRO PASE DEL ESTADO DE DERECHO AL DE JUSTICIA! 鈥揜ebora-. III.- COMENTARIOS DOCTRINALES. En este sentido debemos recordar que se ha sostenido que 鈥淐ompartimos, con la mayor铆a de la Corte, que la decisi贸n judicial que ordena la prisi贸n preventiva causa gravamen irreparable y merece equipararse a sentencia definitiva a efectos del recurso extraordinario federal鈥-Cfme. Germ谩n J. BIDART CAMPOS, 鈥淒ELITO, PROCESO PENAL, PRISI脫N PREVENTIVA, CONTROL JUDICIAL DE CONSTITUCIONALIDAD鈥, Publicado en La Ley, Lunes 26 de abril de 1999 -. En el mismo sentido se ha afirmado que 鈥淧uesto que, con acierto, se afirma que las normas constitucionales y los tratados internacionales citados por la defensa no establecen en forma expresa que la investigaci贸n y el juicio deben llevarse a cabo por 贸rganos dis铆miles, la mayor铆a de la CSJN se propone analizar el alcance de la garant铆a consistente en el derecho de toda persona sometida a proceso de ser o铆da por un tribunal imparcial.鈥 鈥揅fme. Daniel R. Pastor-Director, EL SISTEMA PENAL DE LAS SENTENCIAS RECIENETES DE LA CORTE SUPREMA, An谩lisis de los Precedentes que transformaron el sistema penal, P谩gina 121: 鈥4.3 Alcance de la Garant铆a鈥-. Del mismo modo se afirm贸 que 鈥溾os encontramos aqu铆 ante el efecto expansivo de la declaraci贸n de nulidad de un acto de procedimiento, la que se extiende a todos aquellos otros actos cuya existencia y razonabilidad se fundamenten en la eficacia de aquel que constituye su presupuesto. Es decir que tambi茅n deber谩 validarse el acto procesal realizado como consecuencia l贸gica y funcional de aquel cuya nulidad se declara鈥 鈥揅fme. PRINCIPIOS PROCESALES de Jorge W. PEYRANO-Director, Tomo II, p谩gina 764-. Por 煤ltimo vale recordar lo ya dicho en cuanto a que 鈥溾eg煤n se afirma tradicionalmente, la garant铆a de defensa, en el marco del proceso penal, exige la vigencia del principio de inmediaci贸n, que implica la presencia del imputado durante el juicio como mecanismo para controlar la prueba y asegurar la posibilidad de realizar cualquier afirmaci贸n durante el debate. 鈥淎hora bien, ya el desarrollo de este argumento debe sonar como un poco extra帽o. No parece razonable que de la preocupaci贸n por una garant铆a republicana del imputado aparezca como una consecuencia directa la mayor y m谩s terrible violaci贸n de los derechos humanos del ciudadano en el proceso y esto quiera ser presentado como algo l贸gico. Nada m谩s il贸gico. 鈥淓s verdaderamente irrazonable que el proceso penal haya 鈥減reparado las cosas鈥 como para que se tenga que optar entre la vigencia del principio de inocencia y su consecuencia de libertad del imputado durante el proceso y el mantenimiento de la garant铆a del derecho defensa en juicio, por lo menos en lo que respecta a una de sus manifestaciones. Algo anda muy mal con todo esto.鈥 鈥淟o correcto debiera ser que, de ning煤n modo, el ciudadano procesado asuma el costo de la incapacidad estatal鈥 -Cfme. Maximiliano Adolfo RUSCONI, 鈥淧RISION PREVENTIVA Y L脥MITES DE PODER PENAL DEL ESTADO EN EL SISTEMA DE ENJUICIAMIENTO鈥, publicaci贸n diario La Ley, Mi茅rcoles 8 de octubre de 1997-. En base a los comentarios doctrinales brevemente rese帽ados, debemos necesariamente concluir en que no existen otra salida v谩lida en t茅rminos constitucionales, que no sea el de hacer lugar a lo que aqu铆 se peticiona. III.- PETITORIO. Por todo lo anteriormente expuesto a VV.EE., respetuosamente peticionamos. 1潞.- Se nos tenga por presentado, parte y por constituido el domicilio procesal en calle Urquiza 476 de esta Jurisdicci贸n, por presentada formal denuncia por violaci贸n al art铆culo 269 del C贸digo Penal y concordantes (seg煤n Ley 23077 y montos seg煤n Ley 24.286 ). 2潞.- Se tenga por imputado al Se帽or Juez Subrogante, Doctor Juan A. BERNARDI, como autor del delito de PREVARICATO, sus c贸mplices, cooperadores, auxiliadores y part铆cipes del delito denunciado. 3潞.- Se nos tenga por parte querellantes. 4潞.- Se tenga por ofrecida como prueba la causa caratulada 鈥淶ARZOSA, Mat铆as Gabriel s./ ABUSO SEXUAL AGRAVADO鈥, que por Expediente N潞 335/176/10, tramit贸 por ante la Sala 鈥淏鈥 de la C谩mara del Crimen de Viedma. Al ser requerida la remisi贸n de los autos se帽alados, deber谩 requerirse puntualmente la remisi贸n de todos incidentes que forman parte de ella como anexos y que se ha omitido anexar al expediente principal. 5潞.- Oportunamente se ordene el procesamiento del denunciado Doctor Juan A. BERNARDI y sus c贸mplices, cooperadores auxiliadores y part铆cipes en raz贸n del delito imputado conforme el C贸digo Penal, la doctrina y la Jurisprudencia. 6潞.-Se nos otorgue la participaci贸n que legalmente nos corresponde, seg煤n el contenido de las normas procesales vigentes, que: SER脕 JUSTICIA.-

RESOLUCION

Organismo: Secretar铆a Judicial Stj Nro. 4: Asuntos Originarios y Constitucional. (No Recursos) y Contenc.Adm Ciudad: Viedma N掳 Expediente: 26914/14 N掳 Receptor铆a: Fecha: 2014-09-11 Car谩tula: ZARZOSA, GABRIEL MATIAS S/ ACCION AUTONOMA DE NULIDAD Descripci贸n: Sentencia-Ced. ///MA, 11 de septiembre de 2014.- VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: 鈥淶ARZOSA, GABRIEL MATIAS S/ ACCI脫N AUTONOMA DE NULIDAD鈥, Expte. N潞 26914/14-STJ-, puestas a despacho para resolver y – – – – – – – – – – – – – – – CONSIDERANDO:- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – El se帽or Juez doctor Ricardo A. APCARIAN dijo:- – – – – – – – – – —–ANTECEDENTES DE LA CAUSA.- – – – – – – – – – – – – – – – – – —–A fs. 92/101 el Dr. Tom谩s R茅bora, Defensor del Sr. Gabriel Mat铆as Zarzosa, interpone 鈥渁cci贸n aut贸noma de nulidad鈥 contra la sentencia N潞 17 de este Tribunal, de fecha 17 de marzo de 2011, dictada en el marco de los autos 鈥淶arzosa, Gabriel Mat铆as s/Queja en: Z.G.M. s/Abuso sexual s/Apelaci贸n鈥 (Expte. N潞 25087/11 STJ).- —–En lo sustancial, el accionante sostiene que, en el pronunciamiento de este Cuerpo, no existi贸 deliberaci贸n de los tres integrantes del Superior Tribunal de Justicia (Dres. Balladini, Lutz y Sodero Nievas), violando los arts. 271 y 272 del CPCC. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–La sentencia puesta en crisis, no hizo lugar al recurso de queja interpuesto por la defensa, ante la inadmisibilidad de la casaci贸n intentada contra la Sentencia Interlocutoria N潞 1/11 de la Sala A de la C谩mara en lo Criminal de Viedma, que rechaz贸 el recurso de apelaci贸n interpuesto por la defensa y confirm贸 la resoluci贸n por la que no se hab铆a hecho lugar a la nulidad pretendida (cf. copia obrante a fs. 49/79).- – – – – – – – – – – —–A fs. 102, el Secretario Penal de este Superior Tribunal de Justicia, Dr. Wenceslao Arizcuren, informa que el expediente N潞 25087/11/STJ se encuentra en el Archivo General desde el 13/2/2012, debido a que no se interpuso recurso alguno contra la sentencia de fecha 17/03/2011, debidamente notificada a la defensa y al imputado. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Por tal motivo y ante el particular estado procesal descripto, a continuaci贸n el Presidente del Tribunal requiri贸 a la parte que aclare la normativa en la que basa la pretensi贸n.- – —–A fs. 192/205 el Dr. Maximiliano Adolfo Rusconi, abogado patrocinante del Sr. Gabriel M. Zarzosa -sin revocar la designaci贸n como defensor particular del Dr. R茅bora-, formula las aclaraciones requeridas a fs. 102, con relaci贸n a la acci贸n aut贸noma de nulidad deducida a fs. 92/101, – – – – – – – – – – – —–En tal sentido, alude a vicios a la voluntad, vicios a los actos jur铆dicos y violaci贸n del derecho de defensa en juicio. Hace referencia a que la defensa no fue notificada. Se帽ala que el defensor Dr. Gustavo Chirico, quien fuera propuesto como tal el 08/07/2010, acept贸 el cargo el 03/12/10 ante la intimaci贸n del Juzgado. Reitera lo dicho en la presentaci贸n originaria en cuanto no existe constancia en autos de la realizaci贸n de la deliberaci贸n con intervenci贸n de los tres integrantes del entonces Superior Tribunal de Justicia, transgrediendo los arts. 271 y 272 del CPCC- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–A fs. 170/191, el Dr. Maximiliano Adolfo Rusconi, abogado patrocinante del Sr. Gabriel M. Zarzosa -sin revocar la designaci贸n como defensor particular del Dr. R茅bora-, tambi茅n deduce acci贸n aut贸noma de nulidad contra la sentencia del Superior Tribunal de Justicia N潞 235, dictada el 10 de noviembre de 2010, en el marco de los autos 鈥淶., G. M. s/Queja en: Z., G. M. s/Abuso sexual s/Apelaci贸n’鈥 (Expte. N潞 24899/10 STJ), en la que se rechaz贸 el recurso de queja. Aduce trasgresi贸n a la garant铆a de la defensa en juicio.- – – – – – – – – – – – – – – – —–Sostiene que la sentencia en crisis no enuncia la voluntad del cuerpo colegiado, y que tampoco acredita el actuario el consentimiento que nace luego de la deliberaci贸n. . Arguye que en ning煤n momento se realiz贸 una deliberaci贸n en la que intervinieren los tres integrantes del Alto Tribunal que aparecen suscribiendo el pronunciamiento que impugna.- – – – – – – – – – – —–Enfatiza que la falta de voluntad del cuerpo colegiado, da lugar a esta acci贸n aut贸noma de nulidad. Peticiona que el Superior Tribunal de Justicia extinga la sentencia como acto jur铆dico por no reunir las condiciones apropiadas. – – – – – – – —–Sostiene que la sentencia en crisis fue notificada a quien no era defensor de Zarzoza. A ello agrega que la actuaci贸n de un juez subrogante en el dictado del auto de procesamiento con prisi贸n preventiva, ha configurado una violaci贸n a la garant铆a de juez natural. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–DICTAMEN DE LA PROCURACI脫N GENERAL.- – – – – – – – – – – – – —–A fs. 207/217 la Procuradora General, Dra. Silvia Baquero Lazcano, respecto a los pocos elementos arrimados por la parte para fundar su petici贸n, advierte que en el marco de un proceso penal que ha tenido al presentante como condenado, cumpliendo actualmente condena impuesta por la Sala B de la C谩mara en lo Criminal de Viedma en la causa: 鈥淶., G. M. s/ Abuso sexual agravado鈥 (Expte. N潞 335/176/10), se presenta ahora el propio Sr. Zarzosa con su letrado patrocinante impetrando ambas acciones a fin de nulificar los pronunciamientos de este Superior Tribunal de Justicia (sentencia de fecha 17/03/2001 y sentencia de fecha 10/11/10), pero con la particularidad que los planteos no se dirigen a intentar nulificar un resolutorio que haya convalidado la condena que dice cumplir actualmente, sino que los resolutorios atacados al rechazar los recursos de queja respectivos, convalidaban un auto de procesamiento con prisi贸n preventiva y un pronunciamiento por el que no se hab铆a hecho lugar a la nulidad de la C谩mara Gesell pretendida, los cuales necesariamente son temporalmente anteriores a la citada condena.- —–En cuanto al temperamento que se ha ido observando en otros fueros alude al dictamen de la Procuraci贸n General en autos: 鈥淪ucesores de Obernauer Emilio y Otra c/ Mi帽o Gimenez Odulia s/ Ordinario s/Competencia (Expte. N潞 155-J7-2001)鈥, Expte. 26247/12, oportunidad en la cual se expusieron los lineamientos de la acci贸n aut贸noma de nulidad, citando al precedente 鈥淎LVAREZ鈥 (STJRNS1 Se. 46/05).- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Respecto a las peticiones actualmente en an谩lisis se帽ala que est谩n referidas a un proceso penal, y que en tal caso, el c贸digo ritual que rige al mismo prev茅 en su articulado (arts. 449 y ss.) la instancia de revisi贸n, operativiz谩ndose de tal modo en la esfera penal la voluntad del constituyente (cf. art. 207, ap 2 inc. 鈥渃鈥). En funci贸n de ello, se帽ala que dicho procedimiento est谩 sujeto a determinados requisitos, los cuales coinciden en t茅rminos generales con la creaci贸n pretoriana que evidentemente no parecen cumplirse en base a los escuetos argumentos acompa帽ados por el peticionante.- – – – – – – – – – – – – – – – – —–Advierte que se alegan hipot茅ticas nulidades sin que se haya ocupado la parte de demostrar fehacientemente las mismas y mucho menos el eventual perjuicio que los alegados vicios podr铆an haber irrogado en concreto para su situaci贸n procesal. – – – – – – – – —–Opina que a煤n si se consiguiera sortear los requisitos procesales precedentemente descriptos, tampoco se advierte de las presentaciones en estudio fundamento alguno que permita demostrar que se encuentre configurado un supuesto de indefensi贸n que amerite la excepcional intervenci贸n del Superior Tribunal de Justicia.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Dictamina que m谩s all谩 de lo oscuro de las presentaciones, en las cuales no existen las constancias necesarias que hagan a la suficiencia formal de las mismas, los escasos argumentos que se aprecian en los escritos en estudio impiden asimilarlos a alguna de las opciones antes referidas, obstando ello a su viabilidad. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–En lo referido a la competencia, se帽ala que el Superior Tribunal de Justicia es competente en los casos de revisi贸n (civil o penal), mientras que si trata de una acci贸n de nulidad lo ser谩n los tribunales de primera instancia. – – – – – – – – – – —–Concluye que no es posible asimilar los escritos a alguna de las opciones referidas. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–ANALISIS Y SOLUCION DEL CASO.- – – – – – – – – – – – – – – – —–Corresponde evaluar en primer t茅rmino si este Superior Tribunal de Justicia resulta competente para entender en la acci贸n aut贸noma de nulidad incoada en autos a fs. 92/101 por el Dr. Tom谩s R茅bora, y a fs. 170/191 por Gabriel Matias Zarzoza con el patrocinio letrado del Dr. Maximiliano Adolfo Rusconi. – – – – —–Al respecto, es dable se帽alar que la competencia de este cuerpo, tanto cuando es originaria y exclusiva, como cuando es en grado de apelaci贸n y/o casaci贸n, est谩 reglada por la Constituci贸n de la Provincia (cf. art. 207 aps. 2 y 3 y art. 14 de las Disposiciones Transitorias y Complementarias) y por las leyes de procedimiento sancionadas por la Legislatura Provincial.- – – – – —–Precisamente, el art铆culo 207 inciso 2 punto c) de la Constituci贸n Provincial dispone que el Superior Tribunal de Justicia ejerce la jurisdicci贸n originaria y exclusiva en los recursos de revisi贸n tal como lo regula el art. 41 inciso c) de la Ley Org谩nica del Poder Judicial. – – – – – – – – – – – – – – – —–En virtud de ello y conforme lo previsto en art. 139 inc. 14; el legislador ha reglamentado su procedencia. En tal sentido, se requiere que previo el cumplimiento de los recaudos formales se encuadre en alguno de los supuestos taxativamente previstos en el art. 449 del CPP.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Rep谩rese que el art铆culo 449 del CPP – que delimita la competencia del STJ – prescribe: 鈥淓l recurso de revisi贸n proceder谩, en todo tiempo y a favor del condenado, contra las sentencias firmes, cuando: 1潞. Los hechos establecidos como fundamento de la condena fueren inconciliables con los fijados por otra sentencia penal irrevocable. 2潞. La sentencia impugnada se hubiere fundado en prueba documental o testifical cuya falsedad se hubiese declarado en fallo posterior irrevocable. 3潞. La sentencia condenatoria hubiera sido pronunciada a consecuencia de prevaricato, cohecho u otro delito, cuya existencia se hubiese declarado en fallo posterior irrevocable. 4潞. Despu茅s de la condena sobrevengan o se descubran nuevos hechos o elementos de prueba que, solos o unidos a los ya examinados en el proceso, hagan evidente que el hecho no existi贸, que el condenado no lo cometi贸, o que el hecho cometido encuadra en una norma penal m谩s favorable. 5潞. Corresponda aplicar retroactivamente una ley penal m谩s benigna que la aplicada en la sentencia.鈥- – – – – – – – – – —–A su vez el art. 450 dispone; 鈥渆l recurso deber谩 tender siempre a demostrar la inexistencia del hecho, o que el condenado no lo cometi贸, o que falta totalmente la prueba en que se bas贸 la condena, salvo que se funde en la 煤ltima parte del inciso 4潞 o en el 5潞 del art铆culo anterior. Personas que pueden deducirlo鈥; situaci贸n que no se cumple en el caso, ante los escuetos argumentos acompa帽ados. – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Del an谩lisis de la presentaci贸n inicial, aclaraciones posteriores de fs. 192/205, documentaci贸n acompa帽ada y presentaci贸n de fs. 170/191, se advierte que no se encuentran reunidas las condiciones necesarias para habilitar esta v铆a revisora, que se constituye en una verdadera excepci贸n al principio casi inconmovible de la cosa juzgada. Ello as铆, en tanto no se configura en la especie alguno de los supuestos descriptos en los distintos incisos del art. 499 del rito; 煤nicos admisibles para que este Superior Tribunal de Justicia asuma la competencia en los t茅rminos del art. 207 inc 2 apartado 芦c禄 de la Constituci贸n Provincial (ccte. art. 452 CPP).- – – – – – – – – – —–DECISORIO.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–En funci贸n de las consideraciones se帽aladas precedentemente corresponde declarar la incompetencia de este Superior Tribunal de Justicia para entender en la acci贸n aut贸noma de nulidad intentada a fs. 92/101 por el Dr. Tom谩s R茅bora y a fs. 170/191 por Gabriel Matias Zarzoza con el patrocinio del Dr. Maximiliano Adolfo Rusconi. Con costas. MI VOTO.- – – – – – – – – – – – – – – Los se帽ores Jueces doctores Enrique J. MANSILLA, Sergio M. BAROTTO y Eduardo ROUMEC, dijeron:- – – – – – – – – – – – – – – – —–Adherimos al voto y soluci贸n propuesta por el se帽or Juez preopinante.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–ASI VOTAMOS.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – —–Por ello, EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA R E S U E L V E: Primero: Declarar la incompetencia de este Superior Tribunal de Justicia para entender en la acci贸n aut贸noma de nulidad intentada a fs. 92/101 por el Dr. Tom谩s R茅bora y a fs. 170/191 por Gabriel Matias Zarzoza con el patrocinio del Dr. Maximiliano Adolfo Rusconi. Con costas (art. 68 del C.P.C y C.).- – – – – – – Segundo: Reg铆strese, notif铆quese y oportunamente, rem铆tase al arch铆vo.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – Constancia: Que no suscribe la presente el se帽or Juez doctor Ernesto J. F. Rodr铆guez por encontrarse en uso de licencia. – – – (fdo)RICARDO A.APCARIAN-JUEZ-ENRIQUE J. MANSILLA-JUEZ-EDUARDO ROUMEC- JUEZ- SERGIO M.BAROTTO-JUEZ-ANTE MI: EZEQUIEL LOZADA-SECRETARIO SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA PROTOCOLIZACION: TOMO III SENT. N掳 108 FOLIO 804/810 SEC. N掳 4