El Concejo bajó la carga horaria de los municipales

Viedma.- El Concejo Deliberante aprobó la reducción de la carga horaria para los empleados municipales, de siete a seis horas diarias. El debate fue ríspido porque el oficialismo se opuso, exigiendo un mayor tiempo y su análisis en la Mesa de la Función Pública. La aprobación se logró con los votos positivos del justicialismo y de la peperreista Nora Jofré.

Los concejales radicales Laura Ramos y Federico Díaz insistieron que el debate debía esperar y, en ese sentido, la primera edil -como titular del bloque- cuestionó el apuro expuesto por la autora del proyecto y presidenta del Concejo Deliberante, Patricia Antonia de Pocai. Esa presentación, con su aprobación, profundizó las diferencias políticas con el intendente radical José Luis Foulkes, quien no compartía el criterio de bajar la carga horaria de los empleados.

La justicialista Evelyn Rousiot negó que la disminución de horario del personal afecte la prestación de los servicios, especialmente porque la mayoría «están tercerizados». Ramos insistió que el municipio debe ocuparse de los empleados, pero quienes «más nos importan son los vecinos». Solicitó que este debate pase a la Mesa de la Función Pública para un análisis responsable. El debate contó con la ruidosa presencia de afiliados del gremio Soyem.

La iniciativa redujo la carga horaria del personal de siete a seis horas, equiparando a los empleados municipales viedmenses con sus pares de Patagones y los estatales rionegrinos.

En ocasión de defender su proyecto, Pocai afirmó que la disminución horaria procura trazar «el mejor horizonte posible y generar el mejor contexto jurídico normativo para los trabajadores públicos de Viedma. Legislaremos pues, en pos de lograr beneficios siempre sin poner en riesgo los servicios básicos». (RN)