Fuego cruzado entre Pichetto y oficialistas

Viedma.- Luego de la decisión del Gobierno nacional de no firmar la prórroga de la deuda al Estado rionegrino, fueron muchas las voces que se alzaron en contra señalando como principal responsable de esta situación al senador Miguel Pichetto, quien a su vez manifestó que se trata de “politiquería barata”.

Como era de esperar, los más beligerantes en este sentido fueron quienes forman parte de Juntos Somos Río Negro, espacio político liderado por el gobernador Alberto Weretilneck. El secretario General de la Gobernación, Matías Rulli, aseguró: “Esto responde a una acción desestabilizadora de Pichetto”.

El funcionario manifestó que la Provincia “cumplió con todas las cuestiones técnicas nos solicitaron”. Mientras que agregó que “Pichetto parece que no fuera parte de una provincia patagónica, de intereses federales, sino todo lo contrario, muestra que es un hombre que en Buenos Aires se ha convertido en unitario. Sólo falta que salga a defender el puerto y la aduana de Buenos Aires, en lugar de nuestros productores, nuestra primera economía regional. Él es quien llamó a algún funcionario nacional para evitar la refinanciación”.

Otro de los que opinó en esa tesitura fue el legislador Adrián Casadei, quien aseguró que le causa pena “que un senador nacional trabaje en contra de la Provincia, que un hombre que viene de las entrañas de esta tierra realice operaciones en contra de los intereses de todos los rionegrinos”.

Por su parte, la presidenta del bloque de Juntos Somos Río Negro, Roxana Fernández, dijo que “la campaña del pichettismo evidencia agresión, injurias y estrategias espurias que perjudican a los rionegrinos”.

Pichetto afirmó: “No discuto tonterías”, pero igual aportó lo suyo. Le pidió a Weretilneck que “deje de hacer acusaciones falsas y retome el diálogo serio con el Gobierno Nacional, por el bien de todos los rionegrinos”.

LMC