Garcia Larraburu pide el voto a Pichetto

Queridos rionegrinos:

Hoy les escribo para transmitirles un voto de esperanza. Como todos sabemos, somos una provincia rica, pero históricamente mal administrada. Con el gran potencial que tenemos nos merecemos un gobierno que nos lleve por la senda del crecimiento, un gobierno planificado y comprometido.

Esta es la propuesta de Miguel Pichetto quien, durante más de 30 años, ha estado en permanente contacto con los pueblos, parajes y ciudades de la provincia. Él fue un pilar fundamental en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, defendió cada una de las leyes que transformaron la vida de los argentinos y, en todo ese proceso, siempre trabajó y estuvo al lado de Río Negro, más aún en los momentos difíciles para nuestro pueblo.

Pichetto impulsó, gestionó y llevó a cabo cada uno de los sueños que esperábamos: la Ruta 23; la Universidad Nacional de Río Negro; la apuesta científico-tecnológica para la ciudad de Bariloche como polo estratégico; el incentivo permanente al turismo; la ayuda constante para la fruticultura; la construcción de viviendas para que todos puedan vivir dignamente; y la recuperación de YPF que nos potenció como provincia petrolera. Si todo esto lo ha logrado desde el Senado de la Nación, imaginemos lo que puede hacer al frente de la Gobernación.

El Estado rionegrino tiene mucho por cambiar y ésta es nuestra oportunidad. Necesitamos fomentar la producción, generar puestos de trabajo, desarrollar el turismo, promover la integración provincial -energética, tecnológica y vial-, fortalecer la educación y potenciar nuestros recursos gasíferos y petroleros.

Los invito a sumarse a este proceso de transformación definitiva de la mano de Miguel Pichetto, quien siempre tuvo una agenda comprometida con la Provincia y es una persona con experiencia, capacidad de trabajo e ideas para proyectar soluciones de cara al futuro.

Porque tiene un claro plan de gobierno y una propuesta con eje en el desarrollo económico provincial, Miguel merece una oportunidad, acompañémoslo este 14 de junio.

Con afecto,

Silvina García Larraburu