Juez Igoldi proces贸 con prisi贸n preventiva a Bernardi y Antueque

Viedma.- El Juez titular del Juzgado de Instrucci贸n Penal Nro 2 de Viedma, Favio Igoldi orden贸 el procesamiento y prisi贸n preventiva de Juan Antonio Bernardi, en orden al hecho imputado, calificado como 鈥減romotor de actos corruptivos, en concurso real con promotor de la prostituci贸n de una menor de edad, agravadas por abuso de una situaci贸n de vulnerabilidad y su calidad de funcionario p煤blico鈥 -Juez-, hechos repetidos en no menos dos oportunidades -en concurso real- (arts. 54, 55, 125 segundo p谩rrafo y 126 apartados 1 y 3 y 126 煤ltimo p谩rrafo del CP).

A los fines de hacer efectiva la prisi贸n preventiva de Bernardi, solicit贸, en el d铆a de la fecha, el desafuero del imputado en raz贸n de su calidad de Juez con inmunidad Constitucional.

Tambi茅n proces贸 con prisi贸n preventiva a Julio C茅sar Antueque, en orden al hecho imputado, calificado como 鈥渇acilitador de actos de corrupci贸n de menores y en concurso ideal como facilitador de la prostituci贸n de una menor de edad鈥, hechos repetidos en no menos de dos oportunidades -concurso real- (arts. 54, 55, 125 segundo p谩rrafo y 126 煤ltimo p谩rrafo del CP) y libr贸 orden de detenci贸n, alojando al prevenido en dependencia del Complejo Penal Nro. 1 de Viedma.

El Magistrado tambi茅n dispuso, sin perjuicio de las vistas corridas al Agente Fiscal, extraer copia del total de las presentes actuaciones para que el titular de la acci贸n formalice investigaci贸n preliminar o requiera instrucci贸n, de todos aquellos eventos en apariencia delictuales que han surgido en el transcurso de la investigaci贸n -tanto de los informes policiales como de las testimoniales-, y que involucrar铆an hechos y personas distintas a los objetos procesales de tr谩mites y en curso.

Seg煤n la investigaci贸n judicial se atribuyen a los imputados los siguientes hechos:

Imputaci贸n a Julio Antueque: 鈥淪e atribuye a Julio C茅sar Antueque, alias 芦El Chaca禄, haber sido quien en la ciudad de Viedma en varias oportunidades, no menos de dos, en fecha no precisada con exactitud pero ubicables entre el mes de agosto de 2014 y el mes de febrero de 2015, inclusive, habr铆a intermediado facilitando el acercamiento de la menor C.T., de entonces 17 a帽os de edad, qui茅n ejerc铆a la prostituci贸n, al domicilio de Juan Antonio Bernardi, ubicado en la chacra del Km. 16 de la Ruta Pcial. N潞 1, del lado del R铆o Negro -tranquera de ingreso de lado izquierda vista desde frente-, a los fines de que Bernardi mantuviera con ella relaciones sexuales con acceso carnal a cambio de la entrega de dinero y de otros bienes de valor, todos ellos actos tendientes a corromper el normal comportamiento sexual de T., facilitando su ejercicio en la prostituci贸n鈥.

Imputaci贸n a Juan Antonio Bernardi: 鈥淪e atribuye a Juan Antonio Bernardi en fechas no precisadas con exactitud pero ubicables entre el mes de agosto de 2014 y el mes de febrero de 2015, inclusive, haber sido quien en su domicilio ubicado en la chacra del km. 16 de la ruta Pcial N潞 1, del lado del R铆o Negro – tranquera de ingreso de lado izquierdo vista desde frente- habr铆a mantenido en varias oportunidades, no menos de dos, relaciones sexuales con acceso carnal con C. T. de entonces 17 a帽os de edad, qui茅n ejerc铆a la prostituci贸n, a cambio de la entrega de dinero y de otros bienes de valor, todos ellos actos tendientes a corromper el normal comportamiento sexual de T. y promover su ejercicio en la prostituci贸n鈥.

El Juez resolvi贸 teniendo como sustento la profusa prueba obtenida, testimoniales, informes periciales y de organismos tutelares, actas de allanamiento y de secuestros y dem谩s constancias obrantes en la causa.
Respecto de la prisi贸n preventiva se帽al贸 el Magistrado que 鈥渆ncuentro que existen suficientes circunstancias que me permiten inferir que de transitar el presente proceso en libertad, los imputados, generen un riesgo procesal.鈥

鈥淓n primer lugar, la calificaci贸n dada a los hechos atribuidos (infracci贸n a los arts. 125 y 126 del CP) prev茅n una pena en expectativa de prisi贸n y de cumplimiento efectivo -y elevada-鈥, a帽adi贸.

鈥淵a expres茅 que se ha debido valorar esencialmente testimonios indirectos ya que la v铆ctima de autos -y algunos testigos, no pocos- dan cuenta de temor al 鈥淧oder鈥, en clara referencia a los imputados鈥, afirm贸 el Juez.

Sostuvo en la sentencia que 鈥渆n el caso de Bernardi, 茅ste resulta ser un Juez de C谩mara de nuestra Capital provincial, quien no ha tenido empacho de dar a conocer los contactos asiduos que mantiene con Jueces, Funcionarios, Legisladores y Doctrinarios de renombre al momento de efectuar planteos nulificantes en el incidente que corre por cuerda.鈥

Consign贸 que 鈥渁 estos 鈥渃ontactos鈥 se suma su capacidad econ贸mica, que si bien no surge objetiva en autos, se puede presumir en autos en raz贸n de su cargo funcional.鈥

鈥淎gregar茅 que su paso imp煤dico por dependencias de la C谩mara en lo Criminal -Secretar铆a Correccional- para aguardar a ser indagado, claramente da cuenta de poder ingresar hasta en dependencias judiciales del fuero sin reparo alguno de guardias de seguridad鈥, precis贸.

鈥淓ste objetivo 鈥淧oder鈥 del prevenido Bernardi se acompa帽a con el sentimiento de los testigos de autos, de que el mismo se pueda volcar contra ellos (lo dice C.T. y otros…), puntualiz贸.

鈥淒efinitivamente, es deber del Poder Judicial preservar y proteger a las v铆ctimas y testigos de este tipo de hechos aberrantes, efectuado en el caso en perjuicio de sectores vulnerables de nuestra sociedad鈥, afirm贸 el Magistrado.

鈥淓ntiendo que la calidad de Antueque de 鈥減rotegido鈥 de Bernardi torna a 茅ste tambi茅n como una persona accediendo a la posibilidad de obtener medios para evitar el accionar judicial (a tal punto esto que ya hice referencia a una protecci贸n concreta efectuada por Bernardi el 30 de julio de 2014 en su despacho judicial)鈥, se帽al贸.

Opin贸, citando jurisprudencia, que 鈥渆l hecho se enmarca en una clara situaci贸n de violencia de g茅nero. Debo decir que doblemente agravada por la calidad de mujer y menor. No hay dudas de que una ni帽a se encuentra dentro del grupo de personas con mayor grado de vulnerabilidad, y es obligaci贸n del Estado (en este caso, el Poder Judicial) hacer efectiva su defensa.鈥

鈥淒e este modo, aparece latente -y altamente probable- la posibilidad de que los prevenidos intenten influir sobre el testimonio de la v铆ctima o testigos, y que dada la alta pena privativa de libertad en ciernes, pretendan fugarse鈥, fundament贸 Igoldi.

鈥淓stas circunstancias resultan, en este momento, suficientes como para dictar y mantener la medida cautelar de encierro. En relaci贸n a Antueque corresponder谩 librar su orden de detenci贸n inmediata. En orden al prevenido Bernardi, gozando el prevenido de inmunidad de detenci贸n, por imperativo Constitucional, a los fines de hacer efectiva la medida compulsiva de detenci贸n ser谩 necesario, previamente, requerir y obtener del Consejo de la Magistratura provincial su desafuero鈥, expres贸 el Juez.

Prensa Poder Judicial