“La Naranja” busca el cambio en la Junta de Admisión, Calificación y Disciplina

Viedma.- El martes 18 de agosto los empleados legislativos de Río Negro elegirán a los representantes de la Junta de Admisión, Calificación y Disciplina. Una vez más, la agrupación Naranja intentará producir un cambio en la forma de representación de los trabajadores.

Se trata de una elección en la que pueden participar todos los empleados de planta permanente de sede central, bloques, Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Defensoría del Pueblo y Tribunal de Cuentas.

La lista es encabezada por Carlos Villar, de sede central, secundado por Verónica Chirinos, de Tribunal de Cuentas. Los candidatos proponen hacer cumplir lo establecido en la ley Nº838, representar a todos los empleados legislativos y no sólo a los afiliados al gremio APEL, establecer un diálogo fluido con los trabajadores por medio de diversos canales de comunicación, realizar encuentros previos a las reuniones de la Junta con los interesados, y socializar los temas analizados por la Junta.

Los candidatos aclararon que en esta elección pueden votar todos los empleados legislativos y no solamente los que están agremiados a Apel. Explicaron que existe una confusión entre los empleados sobre quiénes son los habilitados para votar. Muchos creen que se trata de una elección gremial, cuando en realidad es una elección para elegir un representante de todos los empleados, por lo tanto, el trabajador que no está afiliado al gremio también puede votar.

La Junta tiene como misión coordinar el proceso de calificación de todo el personal legislativo de planta permanente. Dictamina en todo lo referido al ingreso del personal, régimen de calificaciones y sumarios administrativo iniciado por razones disciplinarias, accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

Está integrada por el Secretario Administrativo de la Legislatura, el Director o Jefe de Personal, el Superior Jerárquico del o los empleados que toque juzgar o calificar, un representante del Personal Administrativo y Técnico y uno de Servicio y Maestranza.

Los representantes de los empleados son elegidos por voto directo, duran un año en sus funciones y pueden ser reelectos.

«La Naranja» es un equipo de empleados legislativos que quiere participar, democratizar y pluralizar la forma de representación de la Junta de la Legislatura.