La peor temporada frutícola en más de dos décadas

Cipolletti.- El efecto de la “tormenta perfecta” de la fruticultura se mide en números que alarman tanto a productores como a los integrantes de la red de comercialización. Las exportaciones a través del puerto de San Antonio Este cayeron un 25 por ciento respecto del año anterior y, con la temporada casi cerrada, se ubican apenas por encima del volumen que se vendía a ultramar hace dos décadas. El desplome del mercado ruso y la falta de competitividad del sector, en comparación con otros países productores, fueron las claves de la cosecha negativa, en un año que incluyó el efecto del granizo y el cierre de la frontera comercial con Brasil como otros factores que provocaron la denominada “tormenta perfecta”.

La empresa que opera el puerto de SAE, Patagonia Norte, informa mensualmente los embarques que parten de la costa rionegrina y el acumulado entre enero y junio es altamente preocupante para la cadena productiva del Alto Valle, principal motor económico de la provincia. Salieron 214.720 toneladas de peras y manzanas, un 25% menos que en igual período del año anterior. Funcionarios del Ejecutivo provincial estiman que la pérdida de mercados fue aún más dura, ya que contemplan la reducción de la demanda brasileña, producto de un conflicto sanitario, y estiman que las exportaciones bajaron un 31%. La cifra global variará en los próximos meses, debido a que la frontera se reabrió este mes y hay un altísimo stock de fruta en frío.

A través del puerto de Patagonia Norte, en tanto, ya casi no hay chances de reducir la brecha interanual, ya que la demanda mayoritaria es de productos frescos y lo que queda de la cosecha está resguardado en frigoríficos. El resultado parcial refleja que la crisis fue profunda y no una situación coyuntural: la merma en la venta de manzanas rondó el 28% y en peras fue un 23% inferior.

“Lo habíamos anticipado en enero, y no se tomaron las medidas necesarias”, aseguran tanto en Fruticultura como en el Ejecutivo provincial, apuntando a la Casa Rosada por la falta de gestiones en el mercado europeo y las complicaciones para superar el conflicto sanitario con Brasil.

Con los números en la mano, funcionarios y empresarios insistirán en la necesidad de reabrir las gestiones de todos los actores para abrir nuevos mercados.

Exportaciones
Rusia, en crisis, el mayor comprador

A pesar de las complicaciones por la devaluación de su moneda, Rusia fue una vez más el principal destino de las frutas de la región. El gigante europeo tuvo una recuperación en la importación de manzanas, pero una nueva merma en torno a las peras, que actualmente marcan el éxito o el fracaso de las cosechas.

Los datos de las negociaciones con Rusia dejan en evidencia que los compradores de frutas rionegrinas se han reducido en forma drástica. La apertura de nuevos mercados es una de las grandes demandas de los exportadores, actores principales de la cadena regional si se tiene en cuenta que varias de las empresas producen, empacan y comercializan. Los chacareros, en tanto, demandan la generación de planes de incentivo del consumo interno para destinar allí su producción. (LMC)