La vacunación antigripal mantiene en «parámetros normales» los casos de Influenza

Viedma.- El Ministerio de Salud confirmó que el número de consultas médicas por infecciones respiratorias es el habitual para esta época del año en la provincia.

Asimismo, se indicó que la circulación viral relacionada a este tipo de patologías se mantiene en los parámetros normales, debido al avance de la vacunación antigripal gratuita de niños pequeños, embarazadas, mayores de 65 años y personas con factores de riesgo.

Desde la Coordinación Provincial de Epidemiología se informó que “la circulación viral se produce durante todo el año, aunque el mayor número de casos de Influenza se da durante los meses donde se registran las temperaturas más bajas”.

Se agregó, en tanto, que a pesar de no registrarse casos de gripe pandémica H1N1, “Salud mantiene la investigación epidemiológica de patologías respiratorias a través de su red de laboratorios”.

La gripe o “Influenza” es una enfermedad viral que se transmite de persona a persona por gotitas provenientes de la vías respiratorias, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando se habla.

Es más común en época invernal y los síntomas (fiebre, tos, resfrío, malestar generalizado, dolor de garganta, de cabeza y muscular) aparecen alrededor de las 48 horas posteriores al contagio.

La vacuna antigripal es la herramienta de mayor eficacia e impacto para la prevención, en especial para los grupos con mayor riesgo de presentar cuadros graves por esta enfermedad. Debe aplicarse todos los años y otorga inmunidad por unos doce meses. Para los grupos priorizados, esta vacuna está disponible en forma gratuita en los vacunatorios hospitalarios de todo Río Negro.

Se la deben aplicar embarazadas, en cualquier momento de la gestación, puérperas (hasta 10 días después del parto si no la recibieron durante el embarazo), todos los niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas por al menos 4 semanas); niños y adultos de 2 a 64 años con enfermedades respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

También lo deben hacer los pacientes oncohematológicos y sus convivientes, trasplantados, personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, y personas con insuficiencia renal crónica en diálisis; personas mayores de 65 años, y convivientes de bebés prematuros menores de un kilo y medio de peso.

Además de la vacuna, la gripe y el resto de las infecciones respiratorias pueden prevenirse con un lavado adecuado de las manos o su desinfección en forma frecuente, además de cubrirse con el pliegue del codo al toser o estornudar.