Los policías heridos están fuera de peligro

Viedma.- Aún no dieron con los autores de los disparos que hirieron a dos uniformados, mientras patrullaban por el Loteo Silva de Viedma.

El ataque ocurrió en la madrugada de ayer en la intersección de 109 y 113 del Loteo Silva mientras un patrullero con tres efectivos a bordo realizaban un recorrido de prevención. La 113 es la última calle de ese barrio que linda con el predio de la Unidad Penal Federal N°12 que se levanta en toda su extensión frente al Lavalle.

Por razones que se tratan de establecer en esa intersección apareció una moto con dos hombres que cuando se aproximó al patrullero, por lo menos uno de los desconocidos, comenzó a disparar contra los uniformados hiriendo a dos de ellos. En forma inmediata se inició una persecución que se mantuvo sobre un par de cuadras hasta que la moto logró evadir al patrullero.

El sargento primero Pedro Odriozola y el cabo Néstor Luis Peña fueron alcanzados por las balas. Uno en la mano derecha y el otro en el hombro, resultando ileso el chofer del patrullero. No obstante los disparos perpetrados contra el patrullero pusieron en riesgo la vida a los tres uniformados.

Las lesiones fueron certificadas por el médico policial como leves. Los proyectiles quedaron alojados en el cuerpo de los policías y se estima que el arma utilizado fue calibre 22.

Si bien las agresiones contra el edificio de la comisaría N°38 con asiento en el barrio Lavalle son frecuentes con piedrazos y hasta con balas así como las reacciones violentas al personal, esta es la primera vez que se produce un ataque de estas características.

Algunas miradas policiales relacionan el hecho con una actitud de «represalia» de sectores reñidos con la Ley, teniendo en cuenta la cantidad de procedimientos que se realizan en forma permanente en esa barriada densamente poblada de la capital rionegrina.

Según datos estadísticos el año pasado sólo en jurisdicción de esa comisaría fueron secuestradas más de 30 armas de fuego y unas 40 motos denunciadas como sustraídas.

Según la información oficial los atacantes iniciaron una ráfaga de disparos hacia el móvil policial y luego emprendieron fuga. Se solicitó colaboración de las demás unidades con el fin de dar con los delincuentes.

Además fue convocado en el lugar al personal del Gabinete de Criminalística, quienes realizaron las tareas de rigor. Agregó que si bien el ataque revistió de gravedad hacia la integridad de los policías, los mismos se encuentran fuera de peligro. (RN)