Memoria, Verdad y Justicia

Viedma.- El vicegobernador Pedro Pesatti convocará a constituir formalmente, mañana miércoles, la comisión Especial Investigadora por la Memoria, Verdad y Justicia, para investigar a los actores económicos que “promovieron y/o facilitaron” delitos de lesa humanidad durante la dictadura o que apoyaron “la ejecución del 24-plan criminal”.

Se pondrá así en actividad una comisión pionera a nivel nacional para investigar, desde el ámbito legislativo, las conexiones económicas que sustentaron la última dictadura cívico-militar.

La comisión tendrá entre sus facultades solicitar documentación y expedientes administrativos o judiciales; requerir informes a organismos públicos o privados, requerir declaraciones de personas, y el nombramiento de asesores, investigadores o expertos.

La iniciativa, de autoría del propio Pesatti, nació a partir del trabajo del jurista Juan Pablo Bohoslavsky y el periodista Horacio Verbitsky en el libro Cuentas pendientes. Los cómplices económicos de la dictadura.

Pesatti señaló que nunca queda aclarado quién fue cómplice de quién, “cuestión central para esclarecer responsabilidades, ya que siempre se ubica en el rango menor de cualquier hecho al cómplice, y en este caso, a las empresas, instituciones, grupos económicos, que conforman el campo de lo civil, y es allí donde tenemos que construir la verdad completa”.

“El libro Cuentas pendientes… de algún modo permitió tener argumentos más fuertes frente a una presunción que todos teníamos, o en algunos casos directamente evidencias, sobre el rol de grupos civiles, eclesiásticos y económicos que formaron parte de la dictadura”, explicó Pesatti.

En una nota publicada por el matutino nacional Pagina/12 Bohoslavsky destacó que es “la primera Comisión de la Verdad en el mundo que tiene como objetivo específico investigar la complicidad económica durante un gobierno autoritario”, y afirmó que “Río Negro es pionera a nivel internacional al crear una comisión que investigue exclusivamente a los actores económicos. Hay otras que han trabajado el tema, como la de Sudáfrica, pero de manera marginal, no porque formara parte de su agenda ni porque estuviera en su mandato inicial”, explicó.

Fuente Prensa Legislatura