«Nada valió la pena» por Claudia Beltramino

Ariel Velazquez Juventud radical jujuy UCR tupac amaru«Hoy es día de desilusiones. Hoy es día de pena grande. Hoy murió un joven y no debía morir. No estaba enfermo de cáncer, no le falló ningún órgano. No. Ariel Velázquez* murió en lo que la jerga periodística describe como un “hecho confuso” y es una especie de eufemismo para no decir, con mucha vergüenza, que Ariel que debería estar riendo a carcajadas junto a sus amigos, haciendo bromas, cantando y enamorándose, llorando un desengaño o soñando un sueño grande o uno chiquito, Ariel murió porque hicimos de la democracia un juego de terror.

Hace 32 años marchábamos a elecciones para recuperara a la República después de una larga y sangrienta dictadura. Lo habíamos pasado mal. Unos peor que otros pero casi todos mal y todos entendimos que queríamos otra cosa y luego elegimos a un Presidente que tuvo el coraje, porque sabía que estábamos acompañándolo, de crear la Conadep y hubo lugar para juicios a las juntas militares, y sin duda creímos que con eso alcanzaría pero hoy un pibe de 22 años me sonríe desde una foto y advierto que no construimos nada porque nada podría, no ya justificar sino apenas darle un orden, una explicación a esa muerte.

Hoy es día de desilusión y no hay desilusión más grande que la de la muerte, no hay vergüenza mayor que la de saber que ya no se escuchará la risa de un chico de 22 años y que esto debió haberse evitado.

Hoy escuché que esta y aquella candidatura le costaron a ese otro candidato más de 2 millones de pesos cada una y que era una plata bien invertida porque ambas le restarían votos a este otro candidato. Escuché que la encuesta costó otro tanto y que el medio cobró un poco más por publicarlo. Las otras denuncias ya de tan conocidas se han naturalizado y nadie espera que un fiscal intervenga si se compran votos o se falsean los datos de una urna. Le democracia convertida en oficina de negocios y empleo. ¿Para esto peleamos?

Ni Palestina, ni los Balcanes, ni antes ni ahora puedo imaginar que algo justifique acercarse a una mujer para decirle, vea, su hijo ha muerto….no hay desatino más grande que seguir la vida después de que el hijo se fue…si para esto hicimos lo que hicimos…si tanto anduvimos para que en una campaña electoral un tiro en la espalda nos quite a un joven de 22 años, entonces, nada valió la pena».

Claudia Beltramino

*Ariel Velázquez, militante de la Juventud Radical jujeña, quien había sido baleado en las horas previas a las últimas elecciones primarias, murió este mediodía luego de 11 días internado.

Cerca del lugar donde fue baleado el joven, un local radical sufrió roturas, en un ataque atribuido a la organización Tupac Amaru.