Ni帽a tiene TGD y Jueza de amparo orden贸 cobertura integral de tratamientos

La jueza de Familia de Luis Beltr谩n, Marisa Calvo, orden贸 a una obra social asegurar la cobertura de las terapias que necesita una nena de 8 a帽os, quien padece Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD).

La obra social hab铆a aceptado brindar una cobertura parcial de los honorarios del acompa帽ante terap茅utico y dos sesiones mensuales (no semanales) de asistencia pedag贸gica. Tambi茅n reclam贸 a la amparista que presente documentaci贸n para evaluar si asumir铆a la cobertura de la terapia con caballos y la nataci贸n.

A ra铆z de la acci贸n de amparo presentada por la mam谩 de la paciente contra el Ipross, la jueza valor贸 las normas vigentes y la urgencia del caso para finalmente ordenar al organismo que garantice 鈥渓a asistencia de un acompa帽ante terap茅utico, en forma permanente y exclusiva, y de una psicopedagoga para la ni帽a鈥, debiendo adem谩s 鈥渁bonar los honorarios profesionales en forma total鈥. La sentencia orden贸 tambi茅n que una vez presentada toda la documentaci贸n pertinente, Ipross deber谩 cubrir al 100 % las sesiones de nataci贸n y equinoterapia que realiza la paciente en el marco de su tratamiento.

La jueza evalu贸 informes m茅dicos de los que surge la necesidad de un 鈥渢ratamiento multidisciplinario鈥 que incluya 鈥渁ctividades que ayuden a la socializaci贸n, integraci贸n y sensorialidad en general, como equinoterapia, nataci贸n, musicoterapia鈥. Tambi茅n sopes贸 el pedido de la neur贸loga para que la ni帽a siga asistiendo a una escuela com煤n 鈥渃on acompa帽ante terap茅utico por 4 horas diarias de lunes a viernes鈥, y realice dos sesiones semanales de psicopedagog铆a y psicolog铆a. La psicopedagoga, en tanto, se帽al贸 que la privaci贸n del tratamiento podr铆a tener 鈥渃onsecuencias desfavorables en relaci贸n al desarrollo, potenciaci贸n, recuperaci贸n de habilidades y recursos con los que la paciente cuenta actualmente para su desenvolvimiento鈥.

鈥淢e encuentro con un ni帽a de 8 a帽os de edad que padece trastorno generalizado del desarrollo grave (鈥) que la coloca en una situaci贸n que la limita en sus capacidades plenas, por ello merece especial protecci贸n no s贸lo por la normativa legal y supralegal (鈥) sino por su estado de vulnerabilidad. Es as铆 que resulta destinataria de un doble plus protectivo que refuerza las obligaciones que su obra social debe tener para con ella鈥, estableci贸 la jueza en su fallo.

Aclar贸 que si bien 鈥渓a prestaci贸n no ha sido negada, s铆 ha sido limitada鈥 por Ipross en cuanto al tope de honorarios de los profesionales y la frecuencia de las sesiones, considerando que esa restricci贸n 鈥渘o es razonable ni atendible鈥 por resultar 鈥渆vidente la necesidad de implementar en forma urgente e inmediata los tratamientos indicados鈥, a riesgo de sufrir la ni帽a 鈥渃onsecuencias desfavorables鈥.

Con ese fundamento, la jueza hizo lugar parcialmente al amparo y orden贸 la cobertura integral por parte de la Obra Social.

El fallo de Calvo impone astreintes de $500 diarios a favor de la amparista en caso de incumplimiento injustificado y prev茅 un apercibimiento de sanciones por desobediencia a una orden judicial, responsabilizando a la obra social 鈥減or da帽os y perjuicios que el incumplimiento ocasione a la ni帽a鈥.