Piden ampliar información para tratar un “leasing”

Beltrán.- El Ejecutivo Municipal remitió para “urgente tratamiento” la toma de un leasing para la adquisición de equipamiento para uso en servicios públicos.

Es por una inversión de hasta 2 millones de pesos pagaderos en 36 meses.

El Concejo decidió que no contaba con la información suficiente para dar tratamiento y lo pasó a cuarto intermedio hasta la semana que viene.

La Municipalidad de Luis Beltrán, o en todo caso el ejecutivo que encabeza el ingeniero Juan Carlos Apud, remitió al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza pidiendo se lo autorice a contratar un “leasing Financiero” con el Banco Patagonia.

Por eso éste martes los concejales se convocaron en “extraordinaria” para tratar el tema.

Es por una suma que podría alcanzar los 2 millones de pesos y que se devolvería en los próximos 36 meses, lo que equivale a decir, tres años.

De acuerdo a lo que reza el texto del proyecto de ordenanza, sería afectado a la compra de “equipamiento para mejorar los servicios públicos”, aunque no se detalla en ningún momento cuales son los equipos que ha decidido adquirir el intendente y su equipo de gobierno.

Este es precisamente uno de los puntos que llevó a los concejales a poner un freno a la iniciativa y a pedir que se les informe cuales son las prioridades.

Extraoficialmente se baraja la información que ésta modalidad crediticia que ofrece el Banco sería destinada a la adquisición de una cargadora y un camión volcador.

El otro tema que hace dudar a los ediles, tanto del oficialismo como de la oposición, es la tasa de interés que se utilizará. “Es necesario tener mayor precisión de cuanto será la cuota, en definitiva, que tendrá que pagar mensualmente el Municipio en los próximos tres años” – dijeron.

Es que el tomar un leasing bajo ésta modalidad implicaría comprometer a modo de garantía la coparticipación de Beltrán hasta el 2018.

En general, los concejales estuvieron de acuerdo en cuanto a la necesidad de solicitar una ampliación de información.

Solo Cristina Crespo (FpV) discrepó con sus pares cuando estos dieron a entender que era un crédito extemporáneo porque “lo está tomando un gobierno que está en su etapa final de su gestión” y que deja más del 80% del compromiso de pago a quien lo suceda.

Para Crespo “no es así, sino el intendente que está por terminar una gestión debería de dejar de hacer cosas un año antes para no asumir compromisos futuros y se paralizaría el municipio, con lo que en ves de gobernar cuatro años solo sería intendente por tres”.

La discusión quedó abierta y planteada.

Fuente: 7enpunto