Piden modificar marco regulatorio de prestación de agua y desagües cloacales

Viedma.- Ingresó a la Legislatura de Río Negro un proyecto de ley que propone modificaciones al marco regulatorio para la prestación de los servicios de agua potable, desagües cloacales, riego y drenaje.

La propuesta presentada por los legisladores Bautista Mendioroz (ACD) y Jorge Ocampos (CC- ARI)tiene como objetivo permitir la instalación y uso de cámaras sépticas y plantas depuradoras en el caso de viviendas, desarrollos habitacionales y emprendimientos comerciales.

Los autores argumentan que con esta modificación las aguas negras tendrían un tratamiento local, en algunos casos total, y en otros permitiría retener los efluentes sólidos, lo cual contribuiría al mejor funcionamiento de las cañerías colectoras y aliviaría el funcionamiento de las plantas depuradoras públicas. En muchos casos las aguas grises resultantes del tratamiento podrían ser reutilizadas, para riego, lavado de vehículos o general, entre otros, con lo cual se reduciría el uso de agua potable para esos fines, donde no es indispensable.

El Departamento Provincial de Aguas (DPA) y los concesionarios de los servicios de saneamiento, conjuntamente con los municipios, deberán especificar de qué forma deben ser eliminadas las aguas servidas, tanto negras como grises, determinar cuales son las cámaras sépticas y plantas depuradoras adecuadas, e implementar mecanismos de control que constaten el buen funcionamiento de las ya instaladas y a instalar, tanto domiciliarias como las de emprendimientos comerciales.

La propuesta no excluye la obligación de los concesionarios del servicio o de las autoridades correspondientes de hacer todos los esfuerzos técnicos y económicos para que las plantas depuradoras sean ejemplares en su funcionamiento, haciendo los estudios y análisis necesarios para determinar la calidad de las aguas, siempre teniendo en cuenta los mas altos estándares y la preservación del agua como premisa básica para el desarrollo de la vida y la salud de los ciudadanos.

“Consideramos que con esta medida simple y práctica se estaría contribuyendo con una notable mejora en los niveles de saneamiento hídrico en todas las ciudades rionegrinas, evitando que los ríos, lagos o cualquier otro cuerpo de agua siga siendo el receptor de aguas residuales pobremente tratadas o sin tratamiento”, explicaron Mendioroz y Ocampos.

Fuente: Legislatura Río Negro