Pre Convención Radical

Las Grutas.- Los radicales preparan su proceso de elección de fórmula y candidatos de cara a una próxima Convención. Será en Darwin como lo expresó el intendente de Viedma, José Luis Foulkes como presidente de la asamblea.
La ausencia de los dirigentes más decididos -desde hace mucho tiempo- a una alianza con la CC/ARI de Magdalena Odarda, hizo que en el encuentro partidario de la UCR de Las Grutas predominaran las voces críticas a esta alianza con la actual senadora y segura candidata a gobernadora. Intendentes y algunas delegaciones -como se sabe la cabeza de la conducción también- promueven colectoras a Juntos Somos Río Negro que impulsa la candidatura del gobernador Alberto Weretilneck. El saízmo quiere candidato propio con la lista 3. El 28 define la convención en Darwin, donde puede volver a primar allí la alianza con la CC/ARI -aceptando ir tras la candidatura de Odarda- más el PRO, como réplica a lo que el radicalismo acordó a nivel nacional.
Ayer, en Las Grutas, algo más de medio centenar de dirigentes discutieron los caminos electorales de la UCR en el proceso provincial. Tres siguen en análisis: una alianza con el ARI-Pro (devaluada ayer), colectoras con Juntos Somos Río Negro, y boletas propias.
Más allá del pensamiento de la conducción, las delegaciones rechazaron una alianza con la senadora Magdalena Odarda. Fuertes críticas de Conesa y Choele Choel porque no lograron acuerdos locales con el ARI. Por el contrario, intendentes o candidatos pregonaron por un entendimiento con el gobernador, particularmente, en la Línea Sur, como Carlos Toro para Jacobacci que vota localmente también el 14 de junio. Así se pidió que se evaluaran colectoras ligadas a la boleta oficialista de Juntos Somos Río Negro.
Poca defensa de la alianza con el ARI y Pro, que fue la postura de la Convención Nacional. Los radicales filoaristas directamente no concurrieron, como el presidente del bloque de legisladores, Bautista Mendioroz, quien con los suyos ya tienen cerrado su acuerdo con Odarda.
Esas ausencias potenciaron las censuras a los radicales que perdieron la interna y no fueron, y ya no participan. Las críticas llegaron a la senadora porque «no le interesa el partido sino sólo algunos radicales», afirmó un partícipe. (IH/RN)