Sinay: «Lo que pasó en Bariloche es síntoma de cómo estamos viviendo»

Bariloche.- El escritor Sergio Sinay reflexionó sobre la muerte de Isaías y sostuvo que es un relfejo de cómo estamos viviendo. Resaltó que siempre existió el «te espero a la salida», pero anteriormente «sabíamos que no nos iba la vida». Sostuvo que había normas que se respetaban y destacó que «los adultos, como padres y adultos en general, somos responsables de los ejemplos que transmitimos».

En diálogo con Radio Seis el escritor Sergio Sinay reflexionó sobre lo ocurrido y sostuvo que «es cierto que el te espero a la salida» es algo viejo pero «sabíamos que no nos iba la vida» porque «estábamos de alguna manera contenidos por ciertas normas, que a pesar de la pelea, no debíamos sobrepasar».

Expresó que «no es que las generaciones anteriores hubieran nacido con algún chip que la generación actual no tiene, me parece que la noción de norma, ley, valores, no son innatos, se aprenden, y se aprenden cuando se mantiene una línea que es asimétrica».

Destacó que la relación entre padres e hijos es despareja por definición, un hijo llega al mundo porque sus padres lo crearon. «Los padres crean a los hijos y con esto asumen una responsabilidad que es darles herramientas y orientación para que construyan una vida que tenga sentido, que no se agote en respirar, comer, pasarla bien y nada más», expresó.

Señaló que si bien lo ocurrido conmueve a la comunidad barilochense en una manera muy cercana y profunda, «es parte de una sociedad, no es una anomalía de Bariloche es un síntoma de cómo estamos viviendo».

Comentó que según las estadísticas entre los 16 y 24 años están las víctimas de accidentes viales, asesinatos, violencia. «La Argentina vive en una especie de guerra en que las bajas se cuentan por millares y la sociedad argentina está comiéndose a sus hijos, no los está conteniendo ni orientando ni dándoles razones para vivir una vida con valores y con sentido. No es una enfermedad que llega de afuera, es algo que se va gestando, los chicos son como espejos de la sociedad de adultos en la cual están creciendo, solamente que caretean menos, la violencia que los adultos disimulamos pero que de todas maneras ejercemos, va de abajo hacia arriba, de arriba hacia abajo y de manera horizontal».

Consideró que «no sería responsable echar todas las culpas hacia arriba, los adultos, como padres y adultos en general, somos responsables de los ejemplos que transmitimos y no se transmiten dando discursos, sino viviendo con los valores; los chicos aprenden respirando valores o disvalores». Agregó que «si me crio en un ambiente donde la descalificación está a la orden del día, voy a aprender que los disgustos con otros se resuelven a través de la violencia, que así como me tratan a mí me están enseñando a tratar a otros; si no tengo otra norma, es inútil que me den discursos «.

Enfatizó que «estas cosas que hoy nos preocupan se están gestando en los hogares, y es independiente de la clase social, es transversal a toda la sociedad».

Finalmente Sinay sostuvo que «lo importante es que la conmoción de hoy no sea el olvido de mañana» y agregó que «la paz se genera, es una construcción, se empieza a construir en cómo se resuelve un desacuerdo familiar, un desacuerdo vecinal, en la forma en que nos tratamos todos los días».

B2000 Radio6