UCR: el 14 de junio con la lista 3

Darwin.- No fue la típica asamblea partidaria. Esos tiempos en que el ejercicio del gobierno se transparentaba en colectivos y columnas de militantes pintando de rojo y blanco al encuentro, pasó. Sin embargo, después de mucho tiempo, el debate, la confrontación, el trabajo previo que permite medir fuerzas en una votación cerrada, iluminó la tarde de Darwin. Los radicales discutieron duro, argumentaron, se enojaron, votaron y eligieron. No se encolumnarán detrás de Magdalena Odarda.

Los “blancos” o el sector que responde a Mendioroz no se presentó. Su apuesta sería celebrar un resultado favorable en la Convención o marchar como extrapartidarios de Magdalena Odarda.

Llegaron todos temprano en la mañana, al menos todos los que un dudaron en seguir participando, ahora que no hay más puestos o recursos para repartir, ahora que hay que “hacer vaquita” para pagar el combustible. La Convención radical empezó a sesionar después de las 14.00.-

Pasaron lista y 133 convencionales dieron el presente. Había quorum.

Uno a uno fueron argumentando quienes querían cerrar un acuerdo con la CC ARI, lo que significaba ir detrás de Odarda y quienes subrayan que el camino de la recuperación de espacios y credibilidad estaría reflejado en una boleta encabezada por un radical.

No hubo reservas. Angel Demis planteó “antes éramos locomotoras de alianzas y ahora no somos locomotoras” y en esa línea se pregunto si por eso perderían la histórica política de alianzas.
Acusaciones de “operadores del Gobernador”, increparon por “el convenio de Petrobrás” y preguntaron “¿en que esquina dejamos las banderas?”

Ulises Genile, convencional de Allen, lamentó que estuvieran “asistiendo al chimangueo de la UCR”, agregó, “ahora que no somos gobierno es el momento de demostrar de que madera estamos hechos”
Oscar Machado, un histórico radical que hasta puede dar cuenta de su firma en un documento fundacional de la JR en Setúbal, Santa Fe, pide que ratifiquen la alianza con el ARI acordada en Viedma y la rechifla estremece el lugar.

Bruno Bourdignon, candidato a intendente en Cipolletti por la lista 3, de unidad, que confrontará con la lista que impulsa Odarda, pide calma, reflexiona, ir detrás de la senadora de la CC ARI apagarán el fuego que encendieron los radicales cipoleños.

Daniela Fernández, de Cinco saltos le contesta a Oscar Machado. Le dice que en la Convención anterior se voto que el Comité Central explorara la posibilidad de alianzas pero no se habilitó a decidir sobre una alianza.

La temperatura de los radicales seguía subiendo. Se sumaba al calor que dejó el viento norte.

Habló Mario Morón que como casi todos los convencionales del circuito Valle Inferior apostaban por una alianza con la CC ARI. Darío Berardi detrás de él sostiene y argumenta la iniciativa.
Habló Daniel “Fino” Sartor en un clima caldeado. Luego lo hizo Gustavo Heredia, de estrechísimo vínculo con Migue Saiz. Tampoco este roquense concita simpatías.

Yamil Direne a su turno, argumenta que por 3º vez compite con la boleta 3 y una boleta radical pura. Hace una encendida defensa de los 6 legisladores que pidieron obras a cambio de sus votos.
Cerró Carlos Toro quien competirá otra vez por la municipalidad de Jacobacci. Pidió que se abandonen caprichos para no complicar las elecciones municipales.

El recuento de votos arrojó 83 convencionales a favor de oficializar una alianza con la CC ARI que encabeza Magdalena Odarda contra 49 que preferían ir solos en una boleta exclusivamente radical, o bien encabezada por un radical.

La Carta Orgánica partidaria exige una mayoría especial, de modo que sin haberla obtenido los radicales el 14 de junio compiten solos y con la boleta 3. (VyP)