«Ver la paja…en el ojo ajeno»

Viedma.- El legislador Alejandro Betelú, a cargo de la presidencia del bloque UCR, le contestó al ex Secretario de Gobierno Gastón Coumeig, actual apoderado del PJ rionegrino quien ayer sostuvo en un comunicado que la candidatura de al Parlasur en el 2019, del intendente José Luis Foulkes, cuyo período finaliza para ese momento, es testimonial.

El comunicado:

«Hace 48 HS., en su calidad de apoderado del FpV , el Sr. Coumeig declaró públicamente que la candidatura de José Luis Foulkes al Parlasur por la “Alianza Compromiso Rionegrino” le resultaba meramente testimonial. Su sesudo análisis persigue el objetivo de desacreditar a Foulkes y resulta la punta de lanza de un operativo político pergeñado desde el pichettismo con miras a las próximas PASO. Por supuesto, sus mandaderos le exigieron a este Chirolita de la política que desconozca, calle y silencie la autoría de las candidaturas testimoniales, inauguradas por el propio FpV allá por el 2007, cuando De Narvaez les ganó por escándalo en la Provincia de Buenos Aires. No fue el único. En aquellos años andaban a los besos con Massa y otros Intendentes y Gobernadores, quienes integraron de prepo las listas a Diputados Nacionales. No hace falta siquiera un análisis de ADN; la paternidad de las candidaturas testimoniales está debidamente acreditada y corresponde a su partido. El antiguo refrán cervantino que titula estas líneas viene al dedillo para describir la burda manobra. Aunque tal vez Coumeig sangra por la herida, y le hubiera gustado ser candidato al Parlasur, pero casi seguro le bajaron el pulgar. No vaya a ser que de resultar electo se le ocurra andar por las calles montevideanas de madrugadas, a fondo en un vehículo oficial, de contramano, alcoholizado y chapeando. Foulkes es primer candidato a Diputado por el Parlasur porque así lo decidió un consenso político, y la efectivización de su mandato se hará recién en Diciembre de 2019. Hasta entonces, será Intendente de Viedma por todo el mandato constitucional, luego de haberle ganado las elecciones a Coumeig y a sus titiriteros. Por paliza.»