Vialidad Nacional aceptó modificar el proyecto de Ruta 22 en Roca

Roca.- “Tenemos un casi si” dijo Martín Soria a ANRoca, luego de una reunión con funcionarios del organismo. La Ruta 22 mantendrá su altura y las arterias de acceso serán elevadas. En diez o quince días vendrán funcionarios de Vialidad a definir los cruces.
Vialidad Nacional reconoció una serie de beneficios en el proyecto postulado desde el Municipio hace dos años respecto a las modificaciones de la Ruta 22.

Desde el organismo nacional recordaron un caso que los hacía dudar respecto a aceptar o no las modificaciones que se planteaban.

“Ellos tenían muy presente lo que pasó en Mocoretá” En esa ciudad correntina también había discusiones respecto a cómo debía ser la autopista. “En Mocoretá hubo 7 audiencias públicas y el pueblo eligió que la autopista fuera por abajo. Hoy, cinco años más tarde está todo el pueblo convencido que se equivocaron. Es un túnel dentro de la ciudad, partió la ciudad al medio. No para nadie a hacer turismo” comenta Soria.

Con este antecedente, Vialidad Nacional se mostraba reticente a aceptar modificaciones surgidas desde la intendencia. Pero algo cambió en el último encuentro el pasado viernes. Desde Vialidad Nacional reconocen que repasando los planteos y las propuestas hechas por el municipio, para el caso de General Roca, es razonable hacer los cruces por arriba y mantener la autopista a nivel. Se basa también en la disposición que tiene la ciudad de Roca respecto a la Ruta Nacional, que es diferente al resto de las ciudades en tanto se extiende mucho más al sur.

“Lo que logramos” señala Martín Soria “es hacer cumplir con un principio vial: La ruta más importante debe mantener el nivel. ¿Cual sería más importante, la calle Mendoza o la Ruta Nacional 22? La Ruta Nacional 22 entonces preserva su altura, manteniéndose recta y sin elevaciones. Lo que se elevan en todo caso, como cuando entrás a Buenos Aires, son las calles vecinales. En la reunión del viernes el avance importante fue ese: vamos a terminar de definir en una audiencia, pero desde Vialidad prácticamente nos dieron un “si” a la propuesta que nosotros hicimos.”

– ¿En cuanto pesó la insistencia en el planteo en todo este tiempo? Porque en otras ciudades ahora también quieren plantear cambios…

– Nosotros esto lo planteamos hace tiempo, y lo defendimos.Yo en 2012, contra los mismos funcionarios de mi gobierno dije “van a hacer una muralla” No me equivocaba. A tal punto no me equivocaba que todos los vecinos pusieron garra. Hasta la semana pasada estaban sacando cartas de lectores. O la reunión del Concejo Deliberante cuando vinieron los de Vialidad. Los mismos comerciantes defendiendo esto con los funcionarios de Viedma. Yo empecé en el 2012 a decir que esto era una muralla china, todos me decían que era un loquito. Nosotros ya conocemos lo que son esos terraplenes, lo vemos cuando vas por Villegas o la Ruta Chica. Íbamos a quedar encajonados.

– Para la importancia estratégica de la Ruta 22 y la inversión que se está haciendo ¿amerita una autocrítica “regional” por no haber acordado esto previamente?

– Yo no sé si regional. Todos los intendentes tuvieron en claro la importancia de no desvincularse de la ruta. Hay un documento que lo firman todos que es fundamental: El acta de acuerdo de los intendentes por el ensanchamiento de la Ruta Nacional 22. Este acuerdo es histórico. Es una reunión del 13 de septiembre de 2004. Lo firmaron Allen, Cinco Saltos, Cervantes, Cipolletti, Contralmirante Cordero, Mainqué, Huergo, Roca, Fernández Oro, Godoy, Villa Regina, Chichinales.

En ese entonces se discutía la posibilidad de llevar la ruta a la barda norte, y los intendentes consideraron que la traza que tenemos en la actualidad no debía ser alterada o modificada. Y en ese momento se planteó también que contemplen los respectivos accesos. “Todos los intendentes debieron defender este acuerdo.” señala Martín Soria.

Uno de los puntos que convenció a Vialidad Nacional eran los costos: “No solo revertiremos algo que podría ser muy perjudicial. También le va a salir más barato al gobierno nacional” Como ejemplo al respecto, el intendente menciona que solo el movimiento de suelo para los terraplenes elevados tenía un costo 138 millones de pesos.

Las definiciones serán a mediados de mes, según anticipa Martín Soria: “En diez quince días van a venir de Vialidad Nacional para terminar de definir cómo serán los cruces”

Puntualmente se elevarán los cruces de las calles San Juan, Avenida Roca y Mendoza. Para el caso de Avenida Roca, lo que se construirá es una rotonda elevada. Las obras correspondientes a los cruces y la rotonda elevada serán financiados por Vialidad, a un costo menor que el proyecto inicial. (ANR)