La vivienda de Susana Lincopán y Horacio Orozco, con sus dos pequeñas hijas, fue la elegida para la inauguración simbólica de la ampliación de la red de agua